Zoom aumentó las ganancias en un 4.000% durante la pandemia, pero no pagó impuestos

Tecnología y redes
·3 min de lectura

Zoom Video Communications, la compañía que proporciona una plataforma utilizada a lo bestia por trabajadores remotos y niños en edad escolar en todo el mundo durante la pandemia, vio aumentar sus ganancias en más del 4.000 por ciento el año pasado, pero no pagó impuestos corporativos federales de Estados Unidos sobre la renta sobre esas ganancias, según informa The Independent.

Zoom es la aplicación de moda durante la epidemia de coronavirus. Esta herramienta sirve para hacer videollamadas de trabajo, pero también para organizar fiestas de amigos en las que hasta 49 personas pueden compartir pantalla. Tal es el éxito que está teniendo, que en el pasado mes de marzo de 2020 registró un pico de 200 millones de usuarios en todo el mundo.

Zoom aumentó las ganancias en un 4.000% durante la pandemia, pero no pagó impuestos REUTERS/Idris Solomon
Zoom aumentó las ganancias en un 4.000% durante la pandemia, pero no pagó impuestos REUTERS/Idris Solomon

La compañía informa que obtuvo 660 millones de dólares en ganancias antes de impuestos para 2020, un aumento exponencial del 4.000% frente a los 16 millones de dólares que ganó el año anterior. El inmenso uso que se ha hecho de esta app en todo el mundo explica el crecimiento de ingresos sin precedentes de la compañía. Para muchos, Zoom se ha convertido en un espacio de reunión diario omnipresente, tanto para el trabajo, las clases educativas, las reuniones familiares e incluso las fiestas nocturnas (sí, hay gente que bebe delante del ordenador).

Pero, ¿por qué la bonanza de ingresos de la empresa no se correspondía con al menos una factura impositiva federal simbólica? La respuesta principal parece ser el uso generoso de opciones sobre acciones ejecutivas por parte de la empresa. La conciliación del impuesto sobre la renta de Zoom dice que redujo sus impuestos sobre la renta en todo el mundo en 300 millones de dólares en 2020 utilizando una compensación basada en acciones.

Como explica un informe de ITEP, las empresas que compensan su liderazgo con opciones sobre acciones pueden cancelar, a efectos fiscales, gastos enormes que superan con creces su coste real. Esta es una estrategia que ha sido aprovechada de manera efectiva por prácticamente todos los gigantes tecnológicos en la última década, desde Apple hasta Facebook y Microsoft. El éxito de Zoom en el uso de opciones sobre acciones para evitar impuestos no es sorprendente ni (actualmente) ilegal.

Las opciones sobre acciones no son responsables del éxito de Zoom en evitar los impuestos federales en Estados Unidos en 2020. La compañía parece haber disfrutado de los beneficios fiscales de la depreciación acelerada y los créditos fiscales para investigación y desarrollo. En particular, la combinación de tres exenciones fiscales parece ser la receta que Amazon y Netflix han utilizado con tanto éxito para reducir sus facturas de impuestos federales durante la era de los impuestos corporativos de Trump hasta ahora.

La elusión de impuestos corporativos de Zoom ha ayudado a crear una bonanza de efectivo a corto plazo para la compañía: Zoom terminó el cuarto trimestre de 2020 con 4.200 millones de dólares en efectivo. Esto llevó a un analista en la llamada de ganancias del cuarto trimestre de la compañía a preguntar cómo la compañía planeaba gastarlo todo, a lo que el CFO y CEO de Zoom respondió que si bien aún no han trazado una estrategia para implementar su nueva montaña de dinero en efectivo.

Más noticias que te pueden interesar:

VIDEO | Pone en riesgo la vida de sus bebé para hacerse un selfie con un elefante en el zoo