'Zelda: Tears of the Kingdom': Todo lo que sabemos de la secuela del histórico título de Nintendo

·9 min de lectura
Photo credit: Nintendo
Photo credit: Nintendo

El anteriormente llamado The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2, ahora The Legendo of Zelda: Tears of the Kingdom, cada día está más cerca y no podemos estar más emocionados ¿Por qué? Siempre es difícil hablar de consensos pero si tomamos como uno bien fundado Metacritic y sus medias de reviews de videojuegos nos encontramos con que el título que lidera la clasificación es el mítico The Legend of Zelda: Ocarina of Time, con 99 de puntuación. Solo dos puntos por detrás, como el segundo mejor Zelda de la historia, se sitúa The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Pero dejemos a un lado los fríos números para recordar simplemente que hablamos de una de las experiencias más asombrosas que millones de jugadores han tenido la suerte de vivir, el culmen de los mundos abiertos que tan de moda están ahora. BOTW rompió las barreras y nos demostró el potencial de tal apuesta dando una libertad de exploración asombrosa. La segunda entrega, aunque no esperamos una secuela al uso como ya es habitual en la saga, promete llevar la premisa todavía más lejos y la historia a cotas más dramáticas y oscuras ¿Lo conseguirá?

Photo credit: Nintendo
Photo credit: Nintendo

‘The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom’: Fecha de salida

Nintendo acabó el E3 de 2019 con el anuncio sorpresa de que la segunda entrega de Breath of the Wild estaba ya en desarrollo. Lo hizo con un intenso clip, una especie de teaser tráiler que supuso el gran colofón del evento. Con el primer título estrenado en 2017 junto al lanzamiento de la Nintendo Switch, no era disparatado pensar que la segunda entrega pudiese estrenarse en 2020. Muchos incluso teorizaron que sería la baza de Nintendo para competir con el lanzamiento de la PS5 y la Xbox Series X. Pero no ha sido así, y tiene todo el sentido del mundo. Para empezar, el clip del 2019 se trataba de un teaser que anunciaba la creación del juego, todavía en proceso. En todo el año no tuvimos un verdadero tráiler, uno definitivo, que indique que el juego está acabado y preparado para salir a tiendas. Tres años, además, parece poco para desarrollar tan magna obra.

En su lugar, Nintendo lanzó ese mes de noviembre Hyrule Warriors: La era del cataclismo, un spin-off con los personajes de BOTW que se basará en los eventos y del primer título, solo que 100 años antes, pre-cataclismo. Y nos alegramos de que así sea, por un lado los más completistas podrán entender mejor y saber más de los personajes de Breath of the Wild, pero por otro ya podemos confirmar que BOTW2 no será un apéndice del primero, sino un juego nuevo con toda su entidad. Se lo merece.

Photo credit: Nintendo
Photo credit: Nintendo

Hasta el E3 de 2021 no volvió a haber novedades del título. Nintendo, que tenía su conferencia el último día volvió a conquistar a todos con un completo tráiler gameplay que al fin se atrevió a dar una fecha de salida, , sin día concreto, que no tardó en retrasar. La secuela de Breath of the Wild, que por entonces se llamaba Breath of the Wild 2, pensaba salir 2022.

Sin embargo, la excelente cosecha de 2022, que ya cuenta con títulos como Elden Ring o Horizon Forbidden West, a la espera de God of War: Ragnarok, dejaba el año demasiado cargado. Si tenemos en cuenta que también han salido Pokémon: Arceus o Kirby: La tierra olvidada y que, antes de fin de año, habrá una nueva generación de Pokémon, Escarlata y Púrpura, la noticia era evidente. La secuela de Zelda: Breath of the Wild se retrasa a la primavera de 2023. No fue hasta el Nintendo Direct de septiembre cuando, con un nuevo teaser, conocimos la fecha concreta, el 12 de mayo de 2023.

En cuanto al precio es fácil adivinar que el título se situará, merecidamente, en el rango de costo máximo de los juegos de Nintendo, 59,99€ o incluso 69,99€. Por supuesto, habrá ediciones coleccionista, alguna incluso con figuras de personajes o accesorios, que dispararán esa cifra.

‘The Legend of Zelda: Tears of the kingdom’: Argumento

Cuando Ocarina of Time conquistó el mundo Nintendo siguió la saga nada más y nada menos con Majora’s Mask, una entrega revolucionaria que poco se parecía a la aclamada historia anterior y que fue ganando en reconocimiento con los años. Eiji Aonuma, máximo responsable de la saga, ha dicho que la relación de Tears of the Kingdom con Breath of the Wild se inspira en la de Ocarina of Time y Majora's Mask. Es decir, cogeramos la historia desde donde la dejamos, pero con un tono más oscuro y misterioso. Manteniendo la premisa de rescatar a Zelda, derrotar a Ganon y salvar Hyrule del Cataclismo, Link se ha reencarnado una y otra vez a lo largo de los siglos en un constante enfrentamiento del bien contra el mal. Eso permite a la saga hacer borrón y cuenta nueva y, a la vez, repetir tipos de personajes, trabajando sobre el mismo mundo en diferentes épocas. Aunque en determinadas ocasiones Link ha visitado otros lugares y realizado otras misiones (hay títulos en los que incluso Zelda no tiene ninguna importancia), el corazón de la saga se mantiene bajo diferentes tonos y preceptos. Sin embargo, este título está planteado como una secuela directa, al menos en cuanto a historia. Eso significa que volveremos a vivir aventuras con los mismos Link y Zelda que en Breath of the Wild, solo que algún tiempo después de derrotar al Cataclismo tras 100 años de lucha. Por tanto, no nos extraña que la estética sea muy similar.

Photo credit: Nintendo
Photo credit: Nintendo

El propio Breath of the Wild presenta huellas de la histórica batalla entre el bien y el mal que recorre toda la saga y, aunque no descartamos que la historia avance hacia delante, hay otras posibilidades. Ya sabemos que Hyrule Warrios: La era del Cataclismo nos ha contado en detalle los eventos de hace 100 años, esos que solo conocimos encontrando los recuerdos entre Link y Zelda. Sin embargo, a lo largo de todo el juego se aludía a una batalla ancestral representada en las leyendas y canciones, historias que advirtieron de la llegada de Ganon a nuestros héroes. Precisamente esa primera batalla, que todavía es imposible de colocar con exactitud en la complejísima cronología de la saga, podría ser la fuente de la que bebería esta segunda parte, la historia que creó la leyenda. No sería extraño que la saga del héroe del tiempo nos llevase al pasado, yendo al futuro...

En el tráiler de 2021 veíamos a Zelda caer a un lugar oscuro y el brazo de Link siendo consumido por un elemento maligno. Zelda no vuelve a aparecer en el tráiler, pero se aprecia el brazo de Link negro durante el resto del metraje. Solo podemos esperar más para conocer los detalles de la maldición y la magia que conformarán el argumento. Así mismo, no está claro si toda la historia sucederá en Hyrule o también habrá otro espacio alternativo. Lo que sí sabemos es que gran parte de los escenarios se elevarán al cielo, en forma de isletas flotantes. En ambas tráilers hemos visto como si el castillo fuese a desprenderse del suelo y despegar, así que podría ser el mismo Hyrule descompuesto en isletas aéreas.

Tampoco podemos descartar que, derrotado Ganon, la saga continúe la historia pero enfrentando a los protagonistas a otro mal distinto al Cataclismo. Las posibilidades, todavía, son infinitas.

‘The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom’: Gameplay

Aunque lo que más emocionó a los fans de la saga fue la posibilidad de que, al fin, Link pudiera saltar, lo cierto es que eso acabó siendo lo de menos. Excepto en los santuarios, la clave de Breath of the Wild es que Link podía escalar cualquier superficie con la única limitación de su barra de resistencia. Aunque probablemente nos encontraremos con un mapa todavía más grande (Aonuma ha anunciado que se han fijado en Red Dead Redemption 2), lo que tenemos claro es que Link podrá volver a escalar absolutamente todo. Tampoco faltará nuestra querida paravela, que tan maravillosos momentos nos ha dado. Es más, en el primer tráiler se le aprecian dos flecos que podrían haberla mejorado para volar a más altura. En el segundo, de hecho, también veíamos a Link en una especie de planeador. No obviemos que este nuevo título nos llevará al cielo. No cabe duda de que el gameplay se revolucionará para mejorar la movilidad a grandes alturas.

Más dudas tenemos sobre las funciones de la Piedra Sheikah, sobre todo porque no podemos asegurar que volvamos a tener una. El imán, las bombas o el paralizador nos abrieron un mundo de posibilidades, tanto en los puzles de los santuarios como en el juego en general. En el tráiler nos parece que el brazo corrompido de Link ya actúa en sí como la propia piedra Sheikah, incluso mejorada y con más funciones todavía. A las herramientas habituales, vemos como el paralizador puede ser impulsado con el propio brazo (en las bolas con pinchos) o como, al igual que una gota de agua marcha atrás, podemos ascender atravesando superficies. Es evidente que esta última habilidad nos permitirá ascender en un juego que promete llevarnos mucho por los aires pero todavía dudamos de como funciona, no creemos que Link puede atravesar techos así por que sí. El brazo corrompido, como si fuese un tatuaje, será una de las grandes sorpresas de la aventura sin duda. El el teaser de 2022 vimos todavía más misteriosas funciones de Link y su relación con las alturas.

Lo que sí tenemos más claro es que la cocina y la comida volverán a ser claves para recuperar nuestra vida o aumentar nuestras estadísticas, como también que las armas se volverán a romper con su uso (aunque esperamos que duren algo más esta vez). A las flechas normales, de fuego, hielo, eléctricas y tipo bomba se les podrían añadir más como, por ejemplo, venenosas. En un mundo pasado incluso podríamos disfrutar de más tecnología Sheikah, aunque no tenemos tantas esperanzas en volver a montar la moto hyliana como en volver a tener que domar caballos que mueran en dos golpes. Al menos volveremos a poder ponerles nombres graciosos...

Seríamos estúpidos si pensásemos que, por mucho que teoricemos, los grandes sabios de Nintendo no nos tienen preparadas mejores sorpresas para volver a hacer el gameplay más divertido de la historia. Al menos así lo creemos, así lo esperamos, en The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2. En cuanto esas noticias lleguen, las encontraréis aquí.

Photo credit: Nintendo
Photo credit: Nintendo