Zapatillas de baloncesto icónicas: las Adidas Epi

·3 min de lectura
Photo credit: Imagen de @adidasvintagesneaker
Photo credit: Imagen de @adidasvintagesneaker

“Zapatillas de baloncesto icónicas” es una serie en la que hablamos de algunas de las zapatillas de basket más icónicas, recordando el momento en el que se lanzaron y contando su origen.

El ya lejano 1984 fue quizá uno de los mejores años para el baloncesto español, ya que durante los Juegos Olímpicos de aquél año, que se disputaron en Los Angeles, se produjo un hecho sin precedentes en la historia del deporte español y que será difícil de repetir: la selección española de baloncesto ganó la medalla de plata.

Si hubiera que destacar a un solo jugador de aquel combinado que se enfrentó en la final olímpica en el mítico Forum de Los Angeles a los Estados Unidos (equipo en el que jugaban nada menos que futuras estrellas como Michael Jordan, Pat Ewing o Chris Mullin), este sería sin duda Juan Antonio San Epifanio “Epi”.

Epi es, sin duda, el mejor jugador de baloncesto español de la década de los 80 y no solo por el éxito en los Juegos. Epi es el segundo jugador español que más veces ha vestido la camiseta de la selección con 239 ocasiones (solo superado por Juan Carlos Navarro). Durante los 19 años que jugó en el F.C. Barcelona, consiguió 7 ligas, 10 Copas del Rey, 2 Recopas de Europa, una Copa Korac y hasta el Mundial de Clubs de Baloncesto en 1985. Solo se le resistió la Copa de Europa, de la que llegó a disputar tres finales. Para completar todo esto, Epi siempre será recordado por ser el último relevista que llevó la antorcha Olímpica en los Juegos de Barcelona’92, encendiendo la legendaria flecha de Antonio Rebollo, que encendió el pebetero olímpico.

Por todo esto, no es extraño que la firma alemana Adidas, decidiera proponerle la creación de unas zapatillas con su nombre. Ese fue el origen de las Adidas Epi, un modelo que se basaba en las Adidas Rivalry, que la marca alemana había creado para Pat Ewing y que fueron personalizadas para el jugador del F.C. Barcelona.

Estas primeras Adidas Epi tenían una gama con tres colores: blanco-azul-rojo, blanco-negro-verde (quizá un guiño a los fans del Joventut de Badalona) y un atípico blanco-negro-fucsia. Por lo demás, eran un modelo que representaba muy bien las tendencias en zapatillas de la época: muy robustas, con la suela cosida, grandes logos y mucho acolchado en lengüeta y talón, lo que les daba un cierto aire hiphopero. Por supuesto, la firma de Epi en dorado estaba estampada en todos los modelos, que tenían versión bota y zapatilla.

Photo credit: Adidas
Photo credit: Adidas

Un dato curioso es que la marca, en una época en la que el comercio internacional presentaba muchas más trabas, costes e impuestos de los que tiene actualmente, decidió fabricar el modelo en su factoría de Illueca, muy cerca de la Zaragoza natal de San Epifanio.

A lo largo de los años, el modelo fue evolucionando con los avances tecnológicos de la marca, e incluso llegó a tener un modelo que incorporaba la tecnología Torsion y que el jugador vistió durante los juegos olímpicos de Barcelona en 1992.

Con los años, la marca ha reeditado en al menos una ocasión estas zapatillas, aunque en la actualidad es bastante difícil conseguir un par. Los pocos modelos a la venta pueden alcanzar precios por encima de 500 euros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente