Zahara: "Una de las cosas que aprendes cuando eres madre es a priorizar"

Por Paula Olvera.-Desde el pasado 8 de diciembre, Zahara recuerda las Canciones que cambiaron el mundo. En este nuevo programa de Movistar+ la cantante ubetense se rodeará de grandes artistas y grupos del panorama nacional como Miss Caffeina, Rozalén, Marlango o Rayden. Además, acaba de estrenar su nuevo trabajo discográfico titulado Astronauta, disco que se entiende como una metáfora del cambio vital que ha experimentado a raíz de convertirse en madre primeriza.

Zahara (©Movistar+)

-Estás al frente del nuevo programa de Movistar+, Canciones que cambiaron el mundo. ¿Cómo surgió el formato y tu participación en el mismo?
La idea del programa no surge de mí, surge del equipo de #0, de la misma gente que ya había hecho el documental anterior que se llama Pop: una historia de música y televisión. Es didáctico sin ser moralista, es decir, está enseñando cosas que sucedieron y explica la realidad, pero no es aleccionador. Es un documental entretenido donde hay música, historias, entrevistas, y está todo muy cuidado. Aparte todos los capítulos para mí han sido geniales porque los cuatro artistas o bandas con las que he colaborado me lo han puesto muy fácil, han sido súper generosos, todos estábamos muy a favor y se nota.

-El programa se inspiró en la canción Respect, ¿no?
Esta canción tan potente originalmente la compone Otis Redding y es una canción súper machista que habla de “yo soy el tío, y cuando vengo del trabajo me tenéis que respetar porque soy el que trae el dinero a casa”. Entonces coge Aretha Franklin, la canta y es cuando cambia el sentido de la canción. Una canción naturalmente machista se convierte en un himno feminista. Ese giro te da una pista sobre lo importante que son las canciones para entender el momento social en el que se producen y cómo ayudan a los cambios porque, ese momento en que Aretha canta esto, de repente vira la atención de lo que la canción significa, de lo que la mujer significa, y es lo que lleva a querer crear este documental para hablar de grandes temas a través de la música.

-¿Cuál dirías que ha sido el gran tema musical de la historia, el que tú sientes que al menos a ti te ha marcado?
Qué difícil porque una de las cosas que me he dado cuenta es de que cada tema tiene su canción. No hay una canción para todos. Al final las causas necesitan sus himnos y aquí surgen: se cogen canciones que representan lo que la gente quiere decir. Y esto es muy significativo porque no se crea un himno sino que al final una canción se convierte en y yo creo que eso es súper potente.

-El estreno del programa ha coincidido con la presentación de tu nuevo disco, Astronauta, ¿cuáles son tus sensaciones pocas semanas después de lanzar este nuevo trabajo discográfico?
Estoy muy feliz porque son muchos años, mucho tiempo dedicado a este disco. La manera de publicar con discos está obsoleta y acabará terminándose porque es mucho trabajo para un impacto que dura muy poco en el tiempo. A pesar de que esa sea la realidad, yo lucho un poco contra ella e intento crear un álbum completo que te dé tiempo a desarrollarlo: que haya relatos, un mapa, una historia y que, más allá de las canciones, puedas dedicarle tiempo. Todas estas horas pensando, escribiendo, viendo documentales, leyendo sobre Astronomía, revisionando películas de ciencia-ficción, tocando, viajando, toda esa inversión enorme de dinero, al final se ve recompensada.

-La música, al fin y al cabo, es hablar de cosas, pero en muchos temas no es fácil posicionarse. En tu caso, ¿te resulta más difícil hacer una canción como Hoy la bestia cena en casa, un alegato contra la gestación subrogada que ha generado mucho debate?
Yo escribo desde lo que siento y si siento una rabia bestial ante una situación que considero injusta me sale. Surgió tan fácil que lo difícil vino cuando fui consciente de que iba a cantar eso y que, a lo mejor, la gente no la entendía. Yo hice balance de lo que me aportaba y recordé el motivo por el que hice la canción y pensé que eso era lo que tenía que llevarme a publicarla.

-¿Crees que una buena canción debe ser aquella que genere debate?
No, una buena canción no tiene que generar nada: tiene que ser una buena canción, es decir, que la disfrutes. Luego es verdad que hay canciones que te hacen pensar. Y una buena canción como una buena película tiene que tener una conexión con el que está al otro lado. Y yo creo que para mí la clave del arte es la conexión, la emoción.

Este disco llega después de tres años en los que el panorama musical en España ha cambiado muchísimo: hemos visto la eclosión de artistas como Rosalía o los concursantes de Operación Triunfo. ¿Te has sentido como aterrizar en un nuevo planeta?
Creo que soy para eso un poco inconsciente. Yo sé que el mundo sigue, y participo de él, es decir tengo los dos vinilos de Rosalía y la edición anterior de Operación Triunfo me encantó. Participo como público de eso, pero luego a la hora de crear estoy en mi burbuja, o sea, sigo creyendo en las canciones, en hacer discos. Entonces, no me siento un astronauta porque no tengo consciencia, no me observo desde fuera.

-¿De qué manera ha influido en el proceso creativo de Astronauta que hayas sido madre hace un año?
Solo hay una canción directamente sobre esto que es Astronauta y otra que indirectamente acaba hablando de la maternidad, pero porque la letra se basa en un poema de Miguel Rivera (Maga) que habla de cómo aparece algo que te revoluciona y que, cantada por mí, se relaciona con la maternidad. Pero sí que es verdad que está presente la maternidad en todo el disco con esa despedida de la vida tal y como la conoces y volver a vivir aunque no sea nunca más lo que era.

-Me ha llamado mucho la atención que en las redes sociales hayas expuesto las partes buenas y malas de esta nueva etapa de tu vida. ¿En qué te ha cambiado la maternidad?
Una de las cosas que aprendes cuando eres madre y te dedicas a esto es a priorizar porque el tiempo que tienes al día es el mismo. El rato que estoy currando estoy currando al 100% y cuando estoy con mi hijo estoy al 100%. He perdido tiempo para mí: he dejado de correr, de hacer yoga, de depilarme las cejas, de ir al cine o al teatro a cambio de trabajar al nivel que estoy trabajando: he montado una gira, escrito poemas infantiles, soy mi propia discográfica.

-Ahora que arrancas la gira. ¿Te resultará fácil la conciliación entre la música y tu bebé?
Sí, gracias a que tengo un marido con un modelo de paternidad distinto del que ha existido y que los fines de semana el papá está al 100%. También delimitando los días de bolos. Antes me iba hasta cinco días fuera de casa y ahora son dos y si es muy lejos invirtiendo, gastando más dinero. La vida sólo se paga con dinero o con tiempo: y si yo quiero tiempo para estar con mi hijo tengo que pagar con dinero. Prefiero ganar menos a cambio de pasar más horas con mi hijo.

-Has sido miembro de uno de los dos comités para elegir el mejor tema para Eurovisión. ¿Qué te parecen las canciones recibidas para el certamen?
Yo no he escuchado todas. Contaron conmigo para tener un criterio distinto del habitual, teniendo en cuenta que ya hay otras personas que tienen un criterio muy eurovisivo. Yo buscaba canciones y he visto que se han intentado replicar cosas que ya había oído. Esa es mi sensación. Las escuché súper ilusionada y me quedé con ganas de escuchar un temón que me volara la cabeza.

-¿Quién es tu favorito/a para ganar Operación Triunfo 2018?
No tengo un favorito porque no lo he seguido tanto. Sí que me llamó la atención desde el principio Alba que tiene una voz súper especial. Creo que tiene esa cosa de que abre la voz y dices: es ella. Y encima con ese look tan icónico, tiene mucho para ganar. Y cada vez que veo una actuación de Famous me tiro de pelo: ¿Este hombre de dónde ha salido? ¡Este don natural para el show! Pero, más allá de eso que me ha sorprendido, no tengo un favorito como me pasó con Amaia. El año pasado Amaia me atravesó de arriba abajo y este año no me ha pasado.

¿Qué te parece el formato y, sobre todo, que estos jóvenes lleguen al éxito sin pasar antes por los conciertos delante de 20 personas que tú has experimentado?
Fue una de las cosas que les dije cuando fui el año pasado a la Academia. A mí no me han gustado este tipo de programas, del 0 a 100. En el mundo de la música hay que tomárselo como cualquier otra profesión: hay que trabajar desde cero porque es muy importante entender el valor de cada persona que hay a tu alrededor y cuando tú te lo has hecho todo sabes lo que cuesta, lo que significa, lo difícil que es conseguir conciertos. Eso te curte, ayuda. Una de las cosas que creo que dificulta las carreras a largo plazo es esta inmediatez porque el éxito que han tenido los de la anterior edición está siendo alucinante…

¿Qué opinión te merece la prisa que tiene la industria por monetizar a una artista como Aitana? Porque hace unas semanas se hizo viral una carta de un fan que criticaba cómo esa necesidad de sacar algo a cualquier precio podía ser contraproducente para su  carrera.
Lo mismo Aitana consigue dominar este huracán en el que está subida porque ahora mismo es muy bestia. Por lo que conozco el mundo discográfico, y sin saber de primera mano el caso de Aitana, se ve que hay una intención de la multinacional de monetizar cada paso que da. A lo mejor ella luego lo lleva bien. Y luego aparte, de todo el dinero que está generando ¿qué porcentaje se estará llevando ella? Eso es lo que me parece un poco triste porque ahora mismo su sudor vale dinero. Deberíamos un poco también intentar entender que está sucediendo en lugar de atacar gratuitamente y yo tampoco puedo opinar porque nunca he conseguido nada parecido a eso, desde mi posición puede parecer envidia y no sé qué haría con mi vida si me sucediera algo así.

Además de explorar tu faceta musical has triunfado en tu faceta literaria. ¿Piensas ya en una segunda parte de Trabajo, piso, pareja?
El problema es que no tengo tiempo. Sí que empiezo ya a tomar notas, a imaginarme por donde iría la trama y a visualizar momentos, pero necesito para ponerme a escribir meses de forma intensiva. Sí que estoy empezando a recopilar relatos cortos y algunos textos en los que se basaban las canciones de Astronauta. La novela para mí es un trabajo rutinario de disciplina y orden que no puedo tener así que intento compensar esa necesidad escribiendo cosas más cortitas y autoconclusivas.

Para seguir leyendo:
Jon Sistiaga: “Si me preguntara el Papa Francisco por los siete pecados capitales le diría que quitara la lujuria: follar no es pecado”
Viral: Los presentadores de Movistar+ dan la bienvenida a la Navidad cantando un villancico de Juego de Tronos

Imagen: ©Movistar+