Un youtuber prueba a hacer CrossFit a diario durante 30 días y así cambia su cuerpo

laurie shaw
Hace CrossFit a diario durante un mes y pasa estoLaurie Shaw

En diciembre de 2019, el YouTuber Laurie Shaw se impuso un reto de acondicionamiento físico interesante. Así que decidió hacer durante 30 días consecutivos sesiones de CrossFit muy exigentes, con la ayuda del CrossFitter Axel Schurawlow.

Además de esforzarse todos los días hasta llegar al agotamiento, Laurie se aseguró de que durante todo el mes también comiera bien (y no comiera después de las 7 de la tarde), durmiera lo suficiente y que calentara antes bien y estirara después.

"Tuve que aprender a empezar ligero, mejorar la técnica y solo entonces añadir más peso", dice. "Solía intentar ir con todo y ver qué tan pesado podía levantar, pero aprendí por experiencia que la mejor manera de aprovechar al máximo cada una de mis sesiones de CrossFit era perfeccionar la técnica para que mi cuerpo supiera cómo hacerlo. Me sentía cómodo y capaz de realizar cada movimiento, y luego, cuando tenía confianza en mi técnica, añadí más peso para llegar más lejos en fuerza e hipertrofia".

Una sesión típica de CrossFit se divide en dos componentes: fuerza y trabajo cardio. Laurie aprendió rápidamente a esforzarse al 100 por ciento en el acondicionamiento cardio, pero solo al 90 por ciento en la fuerza. "Puedes recuperarte con relativa facilidad del entrenamiento de acondicionamiento, no te deja muerto y dolorido al día siguiente", dice. "Pero si vas al 100 por ciento todos los días en el componente de fuerza, a menudo te sientes muy dolorido y eso significa que no aproveches al máximo tu sesión de CrossFit al día siguiente". Recuerda aquí los mejores ejercicios de cardio.

A medida que avanzaba el mes, su entusiasmo comenzó a decaer y tuvo que idear nuevas formas de mantenerse motivado. Entonces comenzó a hacer los ejercicios a primera hora de la mañana, despertándose a las 6. No era una idea que le gustara, pero ese era el punto: "Empecé a sentirme cómodo con la incomodidad y, de hecho, comencé a desear despertarme temprano".

Al final de los 30 días, Laurie reconoce que en realidad no ha ganado mucha masa muscular, pero que ha notado un cambio notable en su estado físico personal.

"Sentí que lentamente me volvía más fuerte y en forma. A medida que me sentía más cómodo y familiarizado con los ejercicios y las técnicas, pude aumentar los pesos que levantaba, acortar el tiempo entre series y volverme un poco más rápido en el ejercicio".