Un youtuber comparte la cara B del negocio millonario de las redes sociales

Cine 54
·5 min de lectura

La nueva entrega de En el punto de mira se ha adentrado en el mundo de los instragramers, youtubers y tiktokers más seguidos a quienes las marcas pagan grandes sumas de dinero para que promocionen sus productos. El programa de Cuatro ha ahondado en diversas historias de aquellos que viven de las redes sociales y ha llamado especialmente la atención el testimonio de Salva quien ha decidido trasladar su residencia a Andorra para pagar menos impuestos y ha contado la odisea que ha pasado por este negocio, todo el bullyng que ha sufrido en sus inicios y cómo para gestionar su repentina influencia ha tenido que pedir ayuda a un profesional.

©Twitter (@puntodemira_tv)
©Twitter (@puntodemira_tv)

El programa En el punto de mira ha viajado a Andorra, el microestado soberano del suroeste de Europa elegido para pagar menos impuestos por muchos influencers y youtubers españoles que ingresan millones de euros. La nueva entrega ha ahondado en diversas historias aunque ha sido la del famoso youtuber Salva la que ha destapado la cara B del negocio de las redes sociales.

El reportero Boro Barber ha conseguido hablar con este famoso youtuber malagueño que cuenta con más de 6 millones de seguidores que quieren ver cómo graba nuevas bromas y retos con sus amigos. El joven afincado en Andorra ha abierto las puertas de su habitación al programa, donde curiosamente hace los directos para su canal, para explicar cómo a los 22 años ha llegado a vivir exclusivamente del negocio de las redes sociales.

Este empresario de éxito ha contado primeramente que en su adolescencia comentaba videojuegos desde casa de sus padres así que nunca se hubiera imaginado la vida que le esperaba a la vuelta de la esquina: “Empecé en 2015 cuando YouTube era campo, no había nada. A mí la gente me ha llegado a hacer bullying por hacer vídeos. El rarito de la clase, mira el tonto este. Es decir, que en su primera declaración ya da pinceladas de un negocio que genera constantes críticas.

Seguidamente no ha querido detallar cuánto dinero está ganando ahora mismo: “Eso sería chungo que te lo contase… digamos que vivo muy bien. No te puedo decir gano 5.000 euros un mes porque igual hay un mes que se ganan 15.000, hay un mes que se ganan 5.000, hay un mes que se ganan 20.000 y hay un mes que no se gana nada.

Pero no es oro todo lo que reluce. Salva ha explicado que este negocio le vino de sopetón por lo que se deduce que no ha sido fácil para él gestionar a una edad tan temprana este trabajo tan mediático: “Yo a los 18 años estaba ganando 800 euros al mes y pagando autónomo en España y, de un día para otro, te cambia la vida, se multiplican por una locura los ingresos, empieza todo a funcionar de otra manera y, lógicamente, de ser una persona que nunca he tenido nada, de tener lo básico a tenerlo todo, literalmente todo y no solo en el tema material. Ahora, por ejemplo, todo el mundo se quiere acercar”.

Este youtuber tampoco ha querido esquivar el tema de Andorra y el efecto llamada que ha provocado una enorme polémica en nuestro país: En España es muy complicado avanzar fiscalmente porque hay ahora mismo unos impuestos que son excesivos. Yo cuando me mudé aquí ya sabía que vivían muchos youtubers, entonces para el tema de colaboraciones y grabar con otros youtubers al final viene hasta bien”.

De igual manera ha apuntado que se habla mucho de la marcha de los youtubers a Andorra “pero aquí hay un montón de gente que hace negocios online, grandes empresarios casi todos del sector de Internet. En cualquier sector así puntero de Internet casi todo el mundo está aquí. Desde mi caso me mola emprender, me mola hacer negocios aquí, tengo alguna que otra propiedad, tengo algún que otro local”.

El programa de Cuatro también ha calculado cuando se ahorra el youtuber tributando en el principado y el joven ha matizado que “se está enfocando muy mal porque esto no es perseguir a las personas que estén en el tramo más alto, es el hacer que más personas que estén en ese tramo vengan a España. A mí, por supuesto, claro que me interesa que haya sanidad, que haya educación, lo que no me interesa es que con el dinero público se hagan las barbaridades que se hacen en España.

Ahora bien, el momento más sincero de la entrevista se ha producido cuando el reportero le ha preguntado a Salva por sus objetivos en la vida y éste ha respondido que “quiero ser una persona más sencilla, pienso que todo esto le ha pasado muy rápido a mi cabeza y le ha pasado factura. Y el cambio ese tan rápido para una cabeza de una persona joven es complicado”.

En este contexto el protagonista ha reconocido queyo estoy yendo al psicólogo, estoy gestionando un poco todo. Hay mucha gente que se le sube la fama un montón, que tratan a la gente como si fuesen peor que tú, que se les va. Y realmente el problema es que eso es lo fácil, que se te vaya. Es complicado mantener los pies en la tierra. Solo quiero ser feliz en mi día a día”.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@puntodemira_tv)