‘Young Royals’: lo que no viste del final de la temporada 2

omar rudberg as simon in young royals s2, courtesy of netflix © 2022
‘Young Royals’: final explicado de la temporada 2Johan Paulin/Netflix

Si la primera entrega de ‘Young Royals’ nos enamoró por presentarnos la historia de unos estudiantes de instituto con acné en sus rostros, líos amorosos y dudas sobre su sexualidad, la temporada 2 ha supuesto la consolidación de la ficción de origen sueco como una de las mejores series adolescentes actuales.

La trama de los últimos capítulos emitidos sigue el reencuentro de Wilhelm y Simon, tras darse un tiempo a causa de sus diferencias sobre la filtración de su vídeo sexual. En los primeros momentos, entre ellos todo era enfados, desconfianza y falta de comunicación, que solo denotaban las ganas que tenían de estar cerca el uno del otro. A esta situación se unió la presencia de una tercera persona, Marcus, con quien el cantante intentó olvidarse del heredero a la corona sin éxito alguno. Y para complicarlo todo un poco más, August recibe una llamada de la casa real comunicándole que se convierte en el segundo de la línea sucesora al trono (por supuesto no tienen ni idea de su delito), mientras comienza una relación secreta y bastante tóxica con Sara.

Menos mal que el sexto y último capítulo de la temporada 2 de ‘Young Royals’ resolvió la gran mayoría de las tramas a las que necesitábamos dar luz — generando muchas otras, eso sí—. Aquí tienes el final explicado y analizado de cara a entender lo que sucederá en los nuevos episodios.

Final explicado de la temporada 2 de ‘Young Royals’

Desde el instante que vimos a Simon salir de la cama de Wille, sabíamos que los chicos iban a hacer los posible por estar juntos. Pero no sin antes solucionar las diferencias sobre cómo gestionar el tema del vídeo sexual que filtró August.

Simon decidió denunciar a August. Su imagen se vio gravemente perjudicada y quiere que su compañero pague las consecuencias de su delito. Sin embargo, este planea una estrategia para que, si el cantante va a comisaría, sea otro quien cargue con la responsabilidad, su compañero Alexander.

En cuanto Wilhelm se entera de esto, corre a contárselo a Simon y van a buscar a August al campo de tiro, protagonizando la escena más tensa hasta el momento vista en ‘The Royals’. En un ataque de ira, el príncipe apunta con una escopeta a August para preguntarle quién se ha chivado de que Simon iba a ir a denunciar. Justo aparecen Felice y Sara, quien acaba confesando que fue ella. Sí, traicionó a su hermano, pero porque quería darle la oportunidad a su nuevo chico de que confesase lo que hizo.

Las consecuencias directas de este episodio son que Sara abandona el cuarto de la residencia, Wille tira la toalla respecto a explicarle a sus padres sus sentimientos y Simon se plantea darle una oportunidad al príncipe, aunque sea manteniendo una relación en secreto. ¿El amor lo puede todo?

Llega el gran día del aniversario del colegio Hillerska y, antes de la celebración, Simon le dice a Wille que quiere estar con él y le expresa sus sentimientos. ‘Appreciation post’ del instante:

young royals
Netflix

Con la decisión tomada de no denunciar a August —cosa que sí hace Sara por su parte— para que Wilhelm tenga la opción de renunciar al trono en un futuro para poder estar con Simon, llega el momento del discurso. Al principio parece que será el segundo en la línea sucesora quien lo dará, pero en el último momento Wille cambia de opinión y se lanza a pronunciar unas palabras. Delante de su familia, sus compañeros de Hillerska y decenas de periodistas, confiesa que era él quien aparecía en el vídeo sexual junto a Simon, destacando además que era un momento íntimo que no le justaría haber compartido. Sonríe a su chico, mira serio a la cámara, esboza otra sonrisa y... fin de temporada.

La temporada 3 de ‘Young Royals’ contará las consecuencias tanto de la confesión de Sara como la de Wille, ahora que la pareja parece haber iniciado una nueva etapa en su preciosa relación. Esperamos que con este August se responsabilice al fin de sus actos. La hermana del prota, por su parte, tiene que poner los pies en la tierra y pagar su castigo por lo que ha hecho en los últimos meses. Qué ganas de que llegue.