Yogur helado: ¿cómo es de saludable?

·2 min de lectura
Photo credit: Maximilian Neumann / EyeEm
Photo credit: Maximilian Neumann / EyeEm

Hace unas semanas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizó un estudio comparativo entre los 50 helados más comunes de los supermercados, para saber cuál era la mejor opción para el postre. Y entre los más saludables, nos sorprendimos al saber que estaban el clásico Pirulo de Nestlé, el icónico sandwich de nata o el famoso Twister de Frigo.

Muchas veces, intentando escoger la opción más healthy para este tentempié refrescante, tiramos de yogur helado. Esas tarrinas son auténticas tentaciones y cuando te quieres dar cuenta, has llegado al final con la cuchara. Pero, ¿es verdaderamente saludable? Puestos a elegir bien en una heladería, ¿qué harían los expertos en nutrición? ¿qué debemos tener en cuenta si queremos elegir la mejor opción?

Pues bien, para resolver todas estas dudas, hemos contado con la ayuda de una nutricionista experta en nutrición integrativa (Estefanía Mata) y una psicóloga especializada en Mindful eating (Itziar Digon). Y esto es todo lo que nos han contado.

Photo credit: Valentina Valdinoci
Photo credit: Valentina Valdinoci

Yogur helado: ¿es saludable?

Itziar Digon lo tiene claro: "es saludable, es una opción práctica, refrescante y es algo impresionante ya que se sale de lo propio de la estación de verano" pero matiza: "Debemos tener en cuenta uno de sus ingredientes, la nata, sobre todo por las personas intolerantes, alérgicas o con algún tipo de disbiosis o problemas intestinales. Estos problemas pueden contrarrestar el ingrediente de la nata escogiendo que el resto de los ingredientes del yogur helado sean más favorables, como los frutos rojos, algo de menta o frutos secos".

Sin embargo, Estefanía Mata opina diferente: "Yo no soy especialmente fanática del yogur helado porque el frío extremo genera calor, es decir, un alimento que es muy frío, que tiene mucho azúcar, que además tiene grasa, bloquea el flujo de la energía. No podemos tomarlo siempre. Yo no lo recomendaría si estás menstruando y eres una persona que tiene muchos cólicos menstruales porque lo que va a hacer es favorecer esos cólicos. También si estás en un momento en el que te encuentras muy estresado o te cuesta digerir y tienes muchos gases, porque no es especialmente digestivo".

Y puestos a elegir en una heladería, ¿qué pedirían las expertas?

Digon opina que lo que hay que recordar a la hora de escoger el yogur helado más saludable es pensar en el conjunto de todos los ingredientes: que sean naturales, que estén elaborados de forma artesanal... para que todos los azúcares añadidos que son inevitables, estén más controlados y no sean productos procesados.

Mata opina que, aunque sea más saludable que otros helados, no quita el hecho de que el helado no es un alimento saludable en sí mismo. "Tenemos que osbervar que el helado de yogur no lleve kilos de azúcar. El azúcar es inflamatorio. Dentro de las heladerías que yo recomendaría, una de ellas es Baobab, que se encuentra en Lavapiés. El tipo de azúcar que utilizan es más fácil de digerir. También me gusta bastante la línea de yogures ALPRO. Son más digestivos que un. yogur de leche de vaca".

Porque, si quieres hacerte un buen helado de yogur en casa, aquí tienes una buena opción de supermercado. Estos últimos, hechos a base de leche de soja o con coco, con los azúcares naturalmente presentes (lo fundamental a la hora de elegir un yogur para convertir en helado).

También recomienda escoger yogures a ser posible, con bífido bacterias, "porque así por lo menos nos aporta algo y en vez de ponerle azúcares, le ponemos fruta", aconseja. Por ejemplo, recomienda el mango para aportar dulzor natural o un poco de coco, incluso leche de coco, para aportar untuosidad fina, ya que el yogur al congelarse, cristaliza fácilmente. De ahí que haya que añadirle algo de grasa para que no quede especialmente duro.

Photo credit: Cavan Images
Photo credit: Cavan Images

Para evitar la cristalización, la experta recomienda removerlo cada poco tiempo, unos 20 minutos.

Itziar Digon también recomienda añadir miel o panela si eres especialmente golosa en vez de edulcorantes o azúcar blanco. Incluso sirope de ágave. Licuado junto a tus frutas favoritas y un yogur desnatado, tienes una forma diferente y casera de tomar yogur helado en las tardes de ola de calor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente