Yeah, Yeah, Yeahs, Phoenix y Tame Impala desbordan el Primavera Sound

·3 min de lectura

Barcelona (España), 12 jun (EFE).- Actuaciones de primer nivel, como las de Yeah, Yeah, Yeahs, Phoenix o Tame Impala, han desbordado el ánimo de un público que lo ha vuelto a dar todo y que ha convertido la última noche del Primavera Sound Barcelona en una de las más multitudinarias de cuantas se conocen.

El festival de música ha acogido este sábado en el recinto del Parc del Fòrum a un número de gente por encima de sus posibilidades pese a la amplitud del espacio, que en ocasiones hacía difícil seguir el ritmo a unos entregados grupos de primera categoría.

La banda norteamericana Yeah, Yeah, Yeahs ha inaugurado la noche en un abarrotado, pero todavía soportable, escenario principal, frente a un público que no ha querido perderse la actuación de uno de los grupos más emblemáticos de principios de este siglo.

Pelotas gigantes que emulaban globos oculares sobre la cabeza del público o una enérgica y entregada Karen O sobre el escenario -que ha llegado a tirar una botella de agua- han marcado un apoteósico concierto, con el que la vocalista ha celebrado la vuelta a la normalidad tras dos años de pandemia.

El grupo ha comenzado entonando "Spitting Off the Edge of the World" seguido de "Cheated Hearts", acompañada de unos entusiastas seguidores que lo ha dado todo por cantar su repertorio más emblemático junto al grupo norteamericano.

Le han seguido "Under the Earth", "Burning", una de las canciones de su nuevo disco "Cool It Down" -el primero en prácticamente una década- y "Zero", y han puesto punto y final a su único concierto en el Primavera Sound con "Y Control", "Heads Will Roll" y "Heads Will Roll".

Después ha llegado el turno de "Tame Impala", que ha repetido por tercera vez ante un público mucho más numeroso que en las anteriores ocasione, que han convertido el espacio vital en un lujo dentro del recinto principal y al que el grupo ha deslumbrado, musical y visualmente, con una explosiva actuación.

La banda australiana ha repetido repertorio que ya había tocado en el Fórum y en el Primavera a la Ciutat", entonando de nuevo "One more Year", "Borderline", "Nangs", "Mind Mischief", "Breathe Deeper" o "Let it Happen", entre otras.

La multitud se ha reducido durante el concierto de "Phoenix", que ha llenado el escenario de psicodélicas luces y ha debutado en el Primavera de este año a ritmo de "Lisztromania", una de sus melodías más conocidas.

La banda indie pop también ha entonado sus populares "Entertainment', "Lasso" o "Trying to be cool", y ha agradecido la acogida tras la parálisis de la pandemia, a unos espectadores que, han asegurado, han echado de menos durante todo este "largo, largo tiempo".

El segundo fin de semana ha vuelto a repetir imágenes de riadas humanas desembarcando en el inmenso recinto, que nuevamente ha registrado grandes aglomeraciones en puntos claves del Parc del Fòrum, especialmente en el escenario principal.

"Se les ha desbordado", lamentaba a Efe una mujer argentina con mucha 'mili' en otras ediciones del Primavera Sound, y que ha recomendado a los organizadores que monten dos festivales más pequeños para evitar el caos vivido estos días en el macrorecinto.

El servicio en barra ha vuelto a ser objeto de quejas, pero esta vez por el descontrol en algunas de ellas para organizar a la gente, puesto que usuarios consultados por Efe han asegurado que han tenido que esperar media hora antes de poder consumir.

Un fin de fiesta que acaba con sabor agridulce para un emblemático festival que tiene como objetivo quedarse en Barcelona hasta, al menos, 2027, y que para el próximo año prepara una vuelta a su formato clásico de un único fin de semana, aunque, esta vez, compartiendo sede con Madrid.

Sergi Ill

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente