Yaren se desespera por su boda concertada; ‘Hercai’

Por Telenovela

From Diez Minutos

Miran encuentra a Reyyan en casa del abuelo de Melike e insiste en que se vaya con él, pero ella sale corriendo y es picada por un alacrán. El joven le da el antídoto y permanece a su lado a la espera de que se recupere. Cuando, delirando por la fiebre, le pide que no la abandone se emociona. En Midyat, Cihan comunica a Yaren sus planes: “Te buscaré un marido para que te vayas de casa, no dejas de darnos problemas”. Ella grita desesperada que no quiere casarse y pide ayuda a Nasud, pero este se la niega.

Miran está dispuesto a perdonar la deuda a Nasud

Azat se niega a perder a Reyyan y va a verla. Cuando se entera de lo que le ha ocurrido y que Miran está a su lado, se queda destrozado. Esa noche ambos se enzarzan en una pelea que prosigue a la mañana siguiente. Al despertar, la chica asegura que no se irá con ninguno, lo que provoca un nuevo enfrentamiento. Durante la discusión Miran culpa a su rival de lo sucedido en la casa del viñedo, pero tanto él como Reyyan aseguran que nadie hirió a Gönül. Comprobadas sus sospechas, insiste a la muchacha para que vuelva con él a Midyat, pero ella se niega de nuevo. Hazan llega en ese momento y se la arrebata de los brazos: “Aléjate de mi hija”.

Mientras Reyyan se marcha con su padre, él se dirige a la residencia Aslanbey. Allí y delante de todos, agarra a Gönül del cuello para que le explique por qué le mintió. Sultán la defiende: “No permitiré que hagas lo mismo que tu padre a tu madre”. El chico, confundido, mira inquisitivo a Azize, que tacha de loca a su nuera. Enseguida, ordena embargar las propiedades de los Sadoglu pues teme que su venganza dé al traste.

Nasud enloquece y golpea a Reyyan, a quien culpa de la maniobra de su enemiga. La muchacha entonces amenaza a su abuelo con una pistola para que deje de maltratarla y se marcha en busca de Miran. “Solo me haces daño. Acaba conmigo de una vez”, le dice mientras le entrega el arma. Él, que ignoraba el movimiento de su abuela, le pide perdón y trata de explicarse pero Hazar irrumpe en la sala y se la lleva. Esa tarde, el joven propone a Nasud perdonarle la deuda a cambio de Reyyan.