Xandra Falcó, mano derecha de su padre el Marqués de Griñón, se enfrenta a su año más duro

·5 min de lectura

El 2020 se ha presentado como un año hostil en muchos sentidos, pero desde luego a Xandra Falcó le está mostrando su peor cara. En menos de cinco meses la empresaria ha tenido que decir adiós de forma repentina a dos de sus seres queridos. El primero en marcharse fue su padre, Carlos Falcó, que falleció el pasado 20 de marzo a causa de una neumonía producida por el COVID-19, y ahora, ha sido su marido, el financiero Jaime Carvajal Hoyos, el que ha muerto de forma repentina. Madre de tres hijas, empresaria y enóloga de éxito, miembro de la nobleza española, amante del campo, discreta y muy unida a los suyos, así es Xandra Falcó.

xandra-falco-bio-1
xandra-falco-bio-1

“Seguir a mi padre es difícil, pero creo que sí he heredado parte de esa vena emprendedora y luchadora”, así explicó en su día la marquesa de Mirabel, título que heredó de su abuela paterna, Hilda Fernández de Córdoba y Mariátegui, cómo era trabajar con el fallecido Marqués de Griñón. Entonces hablaban de los viñedos, pero ahora ese espíritu de lucha que pasó de padre a hija se antoja más necesario que nunca. Xandra Falcó ha perdido a su “otro” compañero, con el que se casó en 1998 y tuvo tres hijas: Isabela, Camila y Blanca.

VER GALERÍA

xandra-falco-bio-5
xandra-falco-bio-5

El matrimonio siempre estuvo alejado del foco mediático, a pesar de que su boda llamó la atención y contó con el príncipe Felipe, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin entre invitados, además de una amplísima representación de la nobleza y la aristocracia española. Con su enlace se unieron, además de dos marquesados, ya que él heredó el de Almodóvar del Río, dos personas con una espectacular trayectoria profesional. Jaime Carvajal Hoyos, físico de formación, tuvo una carrera brillante en el mundo de la banca que inició en los Estados Unidos tras licenciarse en Princeton. Muestra de ello es que la prensa económica hoy llora también el fallecimiemo del consejero delegado de Arcano Partners y destacan su trabajo por la excelencia, la innovación y su larga trayectoria a nivel internacional.

Han sido dos golpes muy seguidos e inesperados para Xandra Falcó, que ahora más que nunca tendrá que demostrar eso de que de casta le viene al galgo. Parece justo recordar que Carlos Falcó se presentó a su última batalla con una valentía y una generosidad excepcional sometiéndose de forma voluntaria a un tratamiento experimental para terminar con el coronavirus.

VER GALERÍA

xandra-falco-bio-6
xandra-falco-bio-6

Muchas cosas tienen en común padre e hija. Si Carlos Falcó fue un adelantado a su tiempo, pionero de la viticultura de nuestro país, bodeguero reconocido y capaz de situar los vinos (y también los aceites) españoles en el mapa internacional, su hija mayor, ha sido también precursora en muchos sentidos; lo último fue su nombramiento en la presidencia del Círculo Fortuny, cuya principal misión es aunar a las marcas y empresas del sector cultural y creativo de la excelencia española y darles visibilidad fuera de nuestras fronteras. Una presidencia que por primera vez ostenta una mujer. Este nombramiento fue para Xandra Falcó una alegría en tiempos tristes, un reto y otro modo de hacer que el trabajo de su padre siga dando sus frutos.

Igual que el fallecido Marqués de Griñón, que estudió entre Lovaina y California, Xandra Falcó desarrolló su vida académica entre Madrid, Oxford y la Sorbona antes de comenzar a dirigir la sociedad familiar, conociendo a fondo los detalles de los negocios que su padre mimó toda la vida, aportarles sangre nueva y la introducción de las nuevas tecnologías . Quizá por eso se ha dicho en alguna ocasión que ella es la más parecida al Marqués, sin embargo, fue la propia Xandra la que un día desveló a ¡HOLA! su punto de vista: “Tamara (Falcó) es pura alegría. Es divertidísimo estar con ella. De todos los hermanos, es la que más se parece a mi padre”.

VER GALERÍA

xandra-bio
xandra-bio

Con frases como esta, Xandra Falcó ha dejado ver en más de una ocasión (y a pesar de su siempre impecable discreción) el amor que siente por los suyos. En esa citada entrevista, que Xandra concedió a ¡HOLA! en el año 2014 junto a su padre y su hermana Tamara, reveló que también heredó del Marqués el "entusiasmo y la perseverancia". "Creo que ninguno de los dos nos rendimos", dijo entonces Xandra Falcó, que ahora afronta un año marcado por la lucha.

Cinco hijos, el legado de Carlos Falcó

Carlos Falcó contrajo matrimonio en diciembre de 1963 con Jeanine Girod, hija de un joyero suizo afincado en España durante la segunda guerra mundial, con la que tuvo dos hijos: Manuel, nacido en California en 1964 y considerado uno de los financieros más importantes de la City londinense, y Alejandra (Xandra), que nació en Madrid en 1967. En 1970 se separó y años después consiguió la nulidad. Después se casó con Isabel Preysler, en marzo de 1980, con la que tuvo a su hija Tamara (Madrid, 1981). El 30 de julio de 1993 se casó con Fátima de la Cierva Moreno, hija de la marquesa de Poza y veintidós años más joven que él, con quien tuvo a Duarte (1994) y a Aldara (1997) Falcó y de la Cierva. Tras su tercer y último divorcio, en el año 2011 y después de dieciocho años de matrimonio, Carlos Falcó se casó con Esther Doña en el año 2017, estando con ella hasta el momento de su fallecimiento el pasado marzo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente