Wuhan se convierte en una ciudad fantasma tras seis días de cuarentena por el coronavirus

El coronavirus está causando estragos en China y, en concreto, en el epicentro de la epidemia, Wuhan. La enfermedad ya se ha cobrado la vida de 132 personas en el país asiático y el número de contagiados supera los 6.000.

El primer caso se detectó hace un mes y medio y desde entonces los contagios han ido en aumento. El virus ha llegado a otros países como Francia o Alemania donde se han detectado algunos casos aislados.

Las calles de Wuhan se encuentran absolutamente desiertas durante el sexto día de cuarentena decretado por las autoridades. (Crédito: Twitter/@jsantirso)

Con el objetivo de que el coronavirus no se extienda, las autoridades de la mayor parte de los países están tomando medidas para minimizar al máximo el riesgo de contagio.

Así, se llevan a cabo controles sanitarios en aeropuertos internacionales e, incluso, algunas compañías aéreas valoran suspender sus conexiones con la zona afectada.

Las calles de Wuhan permanecerán vacías hasta que las autoridades consigan detener la propagación del virus. (Crédito: Twitter/@markipkorir)

Pero en China, las medidas adoptadas son incluso más drásticas. Por ejemplo se ha decidido ampliar las vacaciones por el Año Nuevo Lunar para reducir de manera efectiva las concentraciones de gente. Así, los centros educativos pospondrán su apertura del semestre hasta nuevo aviso.

En la zona cero de la epidemia, Wuhan, se han decretado el cierre total por cuarentena, lo que ha convertido una metrópoli de 11 millones de habitantes en una ciudad fantasma.

La gente prefiere quedarse en casa a salir y exponerse al contagio de este virus. Lo que ha dejado imágenes muy impactantes de las vías y las avenidas de la ciudad absolutamente vacías durante el sexto día de aislamiento.

Muchos ciudadanos han publicado vídeos en las redes sociales de calles desiertas por las que normalmente circulan miles de personas. Una imagen que seguirá así hasta que las autoridades consigan detener la propagación del virus.

Más historias que te pueden interesar: