Woody Allen se retira del cine pero yo me tomaría con pinzas el anuncio

·4 min de lectura

Woody Allen se retira del cine. O al menos así es cómo ha corrido la noticia a raíz de una declaración que dio en una entrevista. Al parecer, terminaría su carrera como cineasta con su próxima película, la número 50, que será "emocionante y siniestra” al estilo de la aclamara Match Point. Sin embargo, la frase que proclamó el cineasta carece de contundencia mientras que sus declaraciones del pasado contradicen esta supuesta retirada. Por eso, personalmente, opto por tomarme con pinzas el anuncio.

SAN SEBASTIÁN - 9 DE JULIO: El director Woody Allen comienza a filmar una nueva película en San Sebastián el 9 de julio de 2019 en San Sebastián, España. (Foto de UNANUE/Europa Press vía Getty Images) (Foto de Europa Press News/Europa Press vía Getty Images)
SAN SEBASTIÁN - 9 DE JULIO: El director Woody Allen comienza a filmar una nueva película en San Sebastián el 9 de julio de 2019 en San Sebastián, España. (Foto de UNANUE/Europa Press vía Getty Images) (Foto de Europa Press News/Europa Press vía Getty Images)

Mi idea, en principio, es no hacer más cine y centrarme en escribirdijo el director de 86 años a La Vanguardia al hablar sobre la próxima publicación de su libro de cuentos cómicos, Gravedad cero, que saldrá a la venta el 27 de septiembre. Añade que pretende seguir escribiendo cuentos aunque también le ronda la idea de escribir una novela que podría incluir el humor que ha definido gran parte de su figura y filmografía. Pero no descarta escribir una novela “seria” como hizo con sus películas.

Allen no explica en detalle el motivo de su posible retirada del séptimo arte, solo menciona que “el negocio del cine ha cambiado, ya no interesan las historias humanas”. Sin embargo, resulta inevitable imaginar que pueda tener algo que ver con el avance de la edad pero, sobre todo, con el aire mediático que ronda a su figura con cada estreno o declaración, así como los problemas para encontrar financiación y distribución -sobre todo en EE.UU.- desde que resucitaron las acusaciones de abusos de su hija Dylan Farrow.

Que “en principio” su idea se centre en no hacer más cine no me transmite la contundencia que uno se podría esperar en el anuncio de retirada de un director con casi 50 películas en su haber. Sino, más bien, que es algo que está pensando pero con la puerta abierta a cambiar de idea. Al parecer, Wasp 22 sería justamente la que pondría fin al ciclo, una cinta “parecida a Match Point: emocionante, dramática y además siniestra” que se rodará en París y estará hablada íntegramente en francés. El rodaje comenzaría en dos semanas.

Cabe recordar que Woody Allen ya había dejado caer a finales de junio que se encuentra considerando su retirada. Pero tampoco lo confirmaba. Lo hizo en un ‘live’ de Instagram con Alec Baldwin, donde señaló que “probablemente” (otra vez, nada de contundencia) haría “al menos una película más” porque “gran parte de la emoción se ha ido”. Dijo que la desmotivación que siente está relacionada con las diferencias que existen ahora, tanto en la industria como en la relación que el público tiene con el arte en su formato tradicional. “Cuando solía hacer una película, iba a salas de cine en todo el país. Ahora haces una película, y la tienes un par de semanas en una sala de cine. Tal vez cuatro semanas y luego pasa directamente al streaming, o al pago por visión. No es lo mismo... No es tan agradable para mí".

No me divierto tanto haciendo una película como estrenándola en el cine”, continuó para luego dejar el asunto en el aire. “Era una sensación agradable saber que 500 personas la estaban viendo al mismo tiempo… No sé cómo me siento a la hora de hacer películas. Voy a hacer otra más y veré cómo se siente”.Esa “otra” sería Wasp 22.

Sin embargo, al ver cómo la noticia corrió como la pólvora entre los medios del mundo con titulares que aparentemente dan por confirmada su jubilación del cine, mientras las redes sociales se hacen eco del asunto, enseguida me vinieron a la mente otras frases que dijo en 2019. Y que sí fueron contundentes.

Nunca pienso en retirarme. No es algo que se me haya ocurrido” dijo hace tres años en la conferencia de prensa de Rifkin’s festival en San Sebastián, añadiendo que “probablemente morirá” en un set de rodaje. En aquel entonces dijo que su filosofía era siempre centrarse en el trabajo, sin importar lo que acontezca en su vida personal, la política o los eventos mundiales (vía The Guardian).

Y a esto me refiero cuando no deberíamos engrandecer tanto la nueva frase que ha soltado y esperar un poco. Sus declaraciones no tienen la contundencia de una retirada confirmada. A mí me suena más a alguien acechado por las polémicas (quizás cansado por la presión que generan) que probablemente prefiera esperar a ver cómo funciona cada Wasp 22, cómo se siente y decidir qué camino tomar. Después de todo hablamos de un director que ha encontrado refugio financiero en Europa, con una mente creativa que no deja de producir ideas. Lo vimos en American Masters, la serie documental donde Allen hablaba de su proceso creativo llevándonos con las cámaras a una habitación donde tenía un cajón repleto de papelitos. Pedazos de papel arrugados, doblados y pequeños donde escribe ideas sueltas que le vienen a la mente y, cuando necesita inspiración, revisa como si fueran piezas de un rompecabezas para idear su siguiente historia. Es decir, ideas no le faltan para seguir a pesar de sus 86 años. Quizás las transforme en cuentos o novelas, pero me inclino a pensar que Woody Allen tal vez haya cambiado de parecer y esté pensando en despedirse del cine tras su película 50, pero con la puerta abierta a ver qué pasa con Wasp 22 cuando llegue a los cines y cómo se siente llegado el momento. De momento yo me lo tomo con pinzas.

Más historias que te pueden interesar: