Woody Allen asegura que Timothée Chalamet lo repudió ante el #MeToo para alcanzar al Óscar

Woody Allen publicó su biografía el pasado lunes, de repente y por sorpresa, y poco a poco nos  van llegando algunas de las confesiones que vuelca en sus páginas. Y al parecer, el cineasta no ha tenido pelos en la lengua en soltar todo lo que venía guardando. Si primero supimos que negaba rotundamente las acusaciones de abuso sexual que su hija Dylan Farrow mantiene sobre él desde hace 28 años, y no se cortaba al repetir que esta sombra que ha dañado su imagen fue culpa de una venganza de su ex, ahora la crítica recae en Timothée Chalamet a quien acusa de repudiarlo solo para alcanzar el Óscar.

Woody Allen (Marc Ausset Lacroix / Bestimage; Gtres), Timothée Chalamet en el set de Día de lluvia en Nueva York (Jessica Miglio; cortesía de A Contracorriente)

La joven estrella, cuya fama subió como la espuma tras su magnífico trabajo en Call me by your name, fue uno de los artistas que repudió haber trabajado con Allen durante las campañas de apoyo a Dylan Farrow, aquella que ganó fuerza en enero de 2018 tras la entrevista que dio a CBS This Morning. En ella, la hija adoptiva del director y la actriz Mia Farrow, mantenía que su padre había abusado de ella a los 7 años, algo que la justicia investigó en su momento y ante la falta de pruebas no presentó cargos.

Chalamet había trabajado poco antes con el director neoyorkino en el drama de Amazon, Día de lluvia en Nueva York, junto a Jude Law, Selena Gomez y Elle Fanning. Pero tras salir a la luz la entrevista de Dylan, recibiendo un apoyo masivo de la industria y el movimiento #MeToo, Timothée decidió sumarse a otras estrellas que ya habían trabajado con Allen para repudiar su pasado a su lado y donó el salario cobrado por aquella producción a tres organizaciones que luchan contra el abuso: Time's Up, RAINN y The LGBT Center in New York.

Según escribe el director de 84 años en su biografía Apropos of Nothing (vía EW), Timothée Chalamet lo criticó solo para poder distanciarse de Día de lluvia en Nueva York y así tener más opciones de Óscar por su trabajo en Call me by your name. "Los tres protagonistas de Días de lluvia fueron excelentes y un placer de trabajar" escribe sobre Chalamet y sus dos compañeras.

"Luego, Timothée dijo públicamente que se arrepentía de trabajar conmigo y que daría el dinero a caridad, pero le juró a mi hermana que necesitaba hacerlo porque era candidato al Óscar por Call me by your name, y que él y su agente sentían que tendría mejores probabilidades de ganar si me repudiaba, y así hizo" contraataca Allen.

Cabe destacar que Timothée supo que estaba nominado al Óscar a mejor actor el 23 de enero de 2018, ocho días después de haber anunciado que donaría su salario por la película con Woody Allen -aunque en defensa de la confesión del director, era bien sabido que el joven intérprete tenía grandes posibilidades de conseguir la candidatura, la campaña de Call me by your name y los aplausos fueron enormes-. Al final, lo perdió contra Gary Oldman por su trabajo en El instante más oscuro.

Selena Gomez y Woody Allen en el set de Día de lluvia en Nueva York (Gtres)

Greta Gerwig fue una de las estrellas que también anunció que jamás volvería a trabajar con Woody Allen, al igual que Rebecca Hall, Selena Gomez, Mira Sorvino, Colin Firth, Michael Caine y Jeff Daniels. "El hecho de que estos actores y actrices nunca analizaran los detalles del caso (no podían haberlo hecho y llegar a su conclusión con tanta certeza) no les impidió hablar públicamente con convicción obstinada", escribe Allen. “Algunos dijeron que ahora era su política creer siempre en la mujer. Espero que la mayoría de las personas que piensan rechacen esa mentalidad tan simple", añade.

Aquellos que se mantuvieron de su lado fueron figuras como Diane Keaton, Scarlett Johansson, Javier Bardem y Joy Behar, aunque la mayoría fueron duramente criticados.

"De todos modos, no me arrepiento de trabajar con él" continua Allen en sus memorias al recordar a Timothée.  A su vez, aplaude a Selena por haber logrado su trabajo de forma "bellísima" cuando era la que tenía las escenas "más duras", mientras que a Elle la compara con Diane Keaton por poseer "un talento natural extraordinario".

La película sigue sin estrenarse en EEUU después de que Amazon cancelara su estreno ante el renacer de la acusación en su contra, y el escándalo consecuente, aunque sí pasó por varios países, incluida España, cosechando una taquilla global de 18 millones de euros. Amazon incluso rompió el contrato de cuatro películas que tenían firmado y Allen demandó por 61 millones de euros, aunque la demanda fue negociada fuera de los juzgados.

Sin embargo, Allen afirma que las consecuencias de aquella situación hicieron que le fuera muy difícil poner en marcha su siguiente proyecto ya que no podía encontrar actores que quisieran trabajar con él. "Todavía no logro comprender cómo podrían estar tan completamente convencidos", escribió, explicando que otros le dijeron en privado que había recibido un trato injusto en la prensa. "Ese gesto podría haber sido significativo si de hecho fuera culpable de algo, pero como no lo soy, simplemente están persiguiendo a un hombre inocente y ayudando a confirmar la memoria implantada de Dylan".

Más historias que te pueden interesar: