Woko Comedy, el club clausurado en la CDMX donde las mujeres no estaban seguras

·5 min de lectura

Una denuncia hecha en redes sociales a finales de julio pasado fue el principio para señalar un presunto abuso sexual perpetrado por un exconductor de 'La Academia' en Woko, un bar de la CDMX recientemente clausurado donde además se solaparon actos misóginos y machistas de los 'standuperos' que ahí se presentaban.

Foto tomada del perfil de Twitter del Woko Comedy Club/Vía @WokoComedyClub
Foto tomada del perfil de Twitter del Woko Comedy Club/Vía @WokoComedyClub

Alessandra Rojo de la Vega, actual directora general de Desarrollo Social de la alcaldía Miguel Hidalgo (Ciudad de México), denunció el 29 de julio pasado hostigamiento y agresión física en uno de los bares que forman La esquina de la comedia (Woko y W139), conocidos por las presentaciones de 'stand up' que ahí realizaban desde comediantes emergentes hasta los consolidados, como Franco Escamilla, Álex Fernández, Mau Nieto, entre otros.

La funcionaria y activista feminista contó en su cuenta de Twitter que ese día acudió al W139 para ver el 'show' de una amiga, y que desde la llegada el personal la hostigó por, dijo, estar trabajando desde su teléfono. Uno de estos hombres le habría gritado y exigido guardar el móvil porque en el lugar no se podía grabar. Al tardarse, el mismo hombre le gritó que se retirara.

"Empezaron a verme de una manera intimidante hasta que se volvió físico. Empecé a grabar (...) se paró e intentó arrebatarme el teléfono y enseguida dar un manotazo intentando pegarme. Prepotentes y violentos, si no se hubieran levantado varios cuando se me aventó, seguro me hubiera golpeado. Vamos a estos lugares a convivir y pasar un buen rato. ¿Qué quieren esconder?", concluyó su relato.

Tras esa denuncia, funcionarios de la alcaldía Cuauhtémoc (donde gobierna Sandra Cuevas, polémica por su política de eliminar los rótulos de los negocios locales, entre otras cosas) clausuraron ambos sitios por incumplimiento del reglamento del Instituto de Verificación Administrativa (Invea).

Varios lamentaron la decisión, pero entre esas voces se colaron algunas otras que celebraron el cierre "de ese lugar lleno de misoginia".

La productora de 'stand-up' feminista Melissa Yamel escaló la conversación para denunciar públicamente al comediante Mau Nieto por abuso sexual.

MEXICO CITY, MEXICO - AUGUST 02:  Mau Nieto attends the Vive Netflix 2017 at Museo Casa de la Bola on August 2, 2017 in Mexico City, Mexico.  (Photo by Victor Chavez/Getty Images)
Mau Nieto en un evento de Netflix en Ciudad de México en 2017. (Foto: Víctor Chávez/Getty Images).

"Cuento esto como una muestra de amor propio, porque es algo con lo que ya no quiero cargar. Me ha pesado mucho mantener este 'secreto' pero hoy, con la frente en alto y desde mi corazón quiero romper el silencio", escribió Yamel en su cuenta de Twitter.

Yamel narra que el incidente ocurrió en el Woko, lugar que frecuentaba y donde alguna vez probó suerte en las noches de micrófono abierto. Un día de febrero de 2018, la joven se encontró con Nieto y después de expresarle su admiración, este la invitó varios tragos con la intención de tener un encuentro sexual con ella. "Me tomó del brazo, me llevó al baño y tuvimos relaciones sexuales, las cuales, yo no consentí en ningún momento. No sé cuánto tiempo estuvimos en el baño, pero lo que sí estoy segura es que llegó un momento en el que intentaron abrir la puerta, la golpeaban y se escuchaban muchos gritos", dijo la 'standupera'.

Minutos después, ambos salieron del baño y cada quien tomó por su lado. Otro comediante, Juan Carlos Escalante, se ofreció a llevarla a su domicilio pero terminaron en casa de él. "Nos subimos al coche y lo siguiente que recuerdo es llegar a su casa y despertar al otro día sin ropa en su cama. Antes de irme, Juan Carlos me hizo una insinuación sexual a la cual me negué. Me fui".

Melissa reconoce que tardó en hablar sobre este tema y que será lo único que dirá; tampoco especificó si interpondrá denuncia penal. La Fiscalía General de Ciudad de México se puso a su disposición para atender la posible denuncia.

En la extensa denuncia de la comediante, sin embargo, también habla sobre otros actos violentos dentro de este circuito. "Tardé mucho en darme cuenta de que esa noche de febrero desencadenó una ola de violencia imparable (...)", porque otros comediantes comenzaron a agredirla y reprocharle que "estuvo a punto de arruinar la carrera de Nieto", por lo que le pidieron dejar de asistir a los clubs nocturnos de comedia, situación que otras mujeres han sufrido.

Grecia Castillo, comediante y lingüista, también denunció otros casos de acoso en los baños del Woko en mayo de 2019. En la primera denuncia de Alessandra Rojo, la usuaria Fran L agregó que han habido otras agresiones sexuales y que sus dueños protegen agresores, "no es para nada un espacio seguro".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La trata de personas, un delito casi invisible en América Latina