Winona Ryder revela que Keanu Reeves se negó a abusar verbalmente de ella en 'Drácula'

Cine 54
·3 min de lectura

Que Keanu Reeves tiene un corazón de oro no lo duda nadie. Hace solo unos días os contábamos cómo el canadiense de 55 años sacó a subasta una cena virtual con él para contribuir a la lucha contra el cáncer infantil, y a principios de mes también recogimos el testimonio de su doble de acción, que le pintaba como el tipo más generoso de Hollywood. Y solo son dos de los más recientes ejemplos de la conducta ejemplar del actor.

Por eso nos nos sorprende (pero nos encanta) oír que Reeves siempre fue el caballero amable y justo que nos imaginamos… incluso remontándose al rodaje del Drácula de Bram Stoker que Francis Ford Coppola estrenara en 1992.

Keanu Reeves y Winona Ryder interpretaron respectivamente a Jonathan y Mina Harker. (Imagen: Zoetrope / Columbia Tri-Star)
Keanu Reeves y Winona Ryder interpretaron respectivamente a Jonathan y Mina Harker en Drácula de Bram Stoker. (Imagen: Zoetrope / Columbia Tri-Star)

Y es que en una reciente entrevista con The Times, Winona Ryder ha recordado cierto incidente acontecido durante el rodaje de la película, cuando Coppola animó al resto de actores en plató a abusar verbalmente de la actriz para provocar en ella una respuesta emocional.

Dicho y hecho: todos los presentes se pusieron a gritarle improperios a Ryder. Todos menos dos caballeros de tomo y lomo: Anthony Hopkins y el propio Reeves.

La escena en cuestión era aquella en la que Winona yacía en la cama con Drácula (Gary Oldman) y el vampiro acababa transformándose en un montón de ratas. Al parecer, Coppola estaba gritando: “¡Zorra! ¡Zorra!” para lograr que ella se echase a llorar.

Para ponerlo en contexto, se suponía que tenía que llorar”, recordó la actriz.

Richard E. Grant, Anthony Hopkins, Keanu… Francis intentaba que todos se pusieran a gritarme cosas que me hicieran llorar”.

Pero Keanu se negó y Anthony también. Y cuánto más lo hacía el resto, menos funcionaba para mí. Pensé, ¿de verdad? Provocó lo contrario”.

Con todo, Ryder asegura que ella y Coppola están “bien ahora”, pero no cabe duda que aquel incidente fortaleció la intensa amistad que hasta el día de hoy mantiene con Reeves.

Recordemos que posteriormente ambos actores compartieron rodajes en A Scanner Darkly (2006), La vida privada de Pippa Lee (2009) y La boda de mi ex (2018).

En agosto de 2019, Ryder reveló a Entertainment Weekly que consideraba posible el haberse casado con Reeves según el rito de la iglesia rumana, durante la correspondiente escena de boda en Dracula.

Nos casamos de verdad. Lo juro, creo que nos casamos de verdad”, recordó.

En aquella escena, Francis empleó un sacerdote rumano auténtico. Rodamos el plano máster y llevamos a cabo el ritual completo. Así que creo que estamos casados”.

La divertida anécdota ha dado mucho juego a esta pareja de amigos. Sin ir más lejos, ese mismo año Reeves contó en The Talk que Ryder suele referirse a él como su “marido” en los mensajes de texto que le envía.

Tema aparte son las interpretaciones de Keanu y Winona en la película de Coppola –cuestionables cuando menos, y para algunos sencillamente desastrosas. Pero hoy estamos indulgentes y no olvidamos que ambos eran jóvenes y estaban empezando. ¡Hace casi 30 años de aquello!

Más historias que te pueden interesar: