Win Butler, líder de Arcade Fire, es acusado de abuso sexual

·4 min de lectura
Win Butler credit:Bang Showbiz
Win Butler credit:Bang Showbiz

Win Butler, el líder de la agrupación canadiense Arcade Fire, ha sido acusado de abuso sexual por cuatro personas.

El cantante de 42 años se habría comportado de forma inapropiada entre 2015 y 2020, cuando tenía entre 34 y 39 años, y sus presuntas víctimas tenían entre 18 y 23 años, pero él ha insistido en que los encuentros fueron consentidos.

Una persona de género fluido reveló a Pitchfork que Butler la había agredido sexualmente dos veces en 2015 cuando tenían 21 años, mientras que tres mujeres dijeron al medio que sus encuentros con el intérprete de 'Rebellion (Lies)' involucraron tocamientos no deseados, besos y fotos de genitales y fueron "inapropiados dadas las brechas de edad, la dinámica de poder y el contexto en el que ocurrieron".

Por su parte, el cantante ha emitido un extenso comunicado en el que describe que estaba pasando por un periodo de depresión y que bebía mucho en ese momento, pero mantiene que las "relaciones" fueron consentidas y que su esposa y compañera de banda, Régine Chassagne, es consciente de lo ocurrido.

El artista afirmó: "Amo a Régine con todo mi corazón. Llevamos veinte años juntos, es mi compañera en la música y en la vida, mi alma gemela y tengo la suerte y estoy agradecido de tenerla a mi lado. Pero a veces, ha sido difícil equilibrar ser el padre, el marido y el compañero de banda que quiero ser. Hoy quiero aclarar las cosas sobre mi vida, mi mal juicio y los errores que he cometido. He tenido relaciones consentidas fuera de mi matrimonio".

Además, Win Butler señaló que su matrimonio con Régine ha sido "menos convencional que otros", por lo que ha mantenido encuentros con otras personas que ha conocido en los espectáculos, así como en las redes sociales y ha "compartido mensajes" de los que no se siente "orgulloso".

"Lo más importante es que cada una de estas interacciones ha sido mutua y siempre entre adultos con consentimiento. Es profundamente revisionista y francamente equivocado, que alguien sugiera lo contrario", añadió el intérprete.

El cantante aseguró que nunca ha tocado a una mujer "en contra de su voluntad" y cualquier insinuación de que lo ha hecho es "simplemente falsa".

"Niego con vehemencia cualquier sugerencia de que haya forzado a una mujer o exigido favores sexuales. Eso, simple e inequívocamente, nunca ocurrió. Aunque todas estas relaciones fueron consentidas, siento mucho haber herido a alguien con mi comportamiento. La vida está llena de tremendos dolores y errores, y no quiero ser el causante del dolor de otra persona", dijo Win.

También contó algunos problemas que ha tenido que enfrentar en la vida, aunque quiso dejar claro que no se tratan de excusas.

"Llevo mucho tiempo luchando con problemas de salud mental y con los fantasmas del abuso en la infancia. A los 30 años, empecé a beber mientras lidiaba con la depresión más fuerte de mi vida después de que nuestra familia sufriera un aborto. Nada de esto pretende excusar mi comportamiento, pero quiero dar un poco de contexto y compartir lo que estaba sucediendo en mi vida en esa época".

Concluyó: "Les digo a todos mis amigos, a mi familia, a cualquiera que haya herido y a la gente que ama mi música y que está conmocionada y decepcionada por esta noticia: Lo siento. Lamento el dolor que he causado, lamento no haber sido más consciente y no haber sintonizado con el efecto que tengo en la gente, me he equivocado y, aunque no es una excusa, seguiré mirando hacia adelante y curando lo que se puede curar y aprendiendo de las experiencias pasadas. Puedo hacerlo mejor y lo haré".

El cantante de 'Ready to Start' cuenta con el apoyo de su esposa, y ella está "segura" de que no ha hecho nada que sus acusadores no hayan aceptado.

En su propio comunicado, la cantante dijo que Win ha sido su alma gemela y compañero de vida y música por más de 20 años, por lo que además de compartir todo el amor, le ha visto "sufrir un inmenso dolor". Sin embargo, señaló que ha estado a su lado porque sabe que es un buen hombre que se preocupa por el mundo, su banda, sus seguidores, familia y amigos.

"Sé lo que hay en su corazón, y sé que nunca ha tocado, ni tocaría, a una mujer sin su consentimiento y estoy segura de que nunca lo hizo. Ha perdido el rumbo y ha encontrado el camino de vuelta. Lo amo y amo la vida que hemos creado juntos".