Los 3 millones de euros pagados por Cataluña para hacer catalán a Shakespeare

La teoría de que William Shakespeare, el autor británico por el que se define a la lengua de todo un país, era en realidad catalán ha llegado hasta oídos de la prensa del Reino Unido. Allí, en The Guardian, se han hecho eco de los 3 millones de euros pagados por Cataluña para revisionar la historia y convertir a personajes ilustres como el autor de Romeo y Julia o al mismísimo Leonardo Da Vinci en catalanes.

La teoría por la que pagó el Govern que afirma que Shakespeare y Cervantes eran la misma persona, un catalán. (Foto: Getty Images)

Según recoge The Guardian, Cataluña pagó la mencionada cantidad a una serie de empresas mediáticas por adaptar la biografía de algunos autores, artistas y personajes famosos a las teorías promovidas por el Instituto de Nueva Historia (INH), cuya misión es la de promover la cultura catalana y reescribir la historia a su antojo.

Aunque ha sido ahora cuando el origen catalán que según ellos tenía Shakespeare ha llegado a la isla, lo cierto es que tanto el presupuesto como la teoría llevan tiempo circulando por España. El asunto de los pagos salió al descubierto a raíz de una pregunta parlamentaria depositada en agosto por el PSC y Ciudadanos a la que dio respuesta Pere Aragonès, el vicepresidente catalán, en octubre.

Jordi Bilbeny, fundador del INH, explicó en su día que dicho instituto subsistía con las donaciones y que salía adelante con 1.500 euros al mes. Sin embargo, como recuerda ABC, la Corporación Catalana de Medios de Comunicación habría gastado casi 200.000 euros para producir documentales como Desmuntant Leonardo, en la línea de las teorías revisionistas del instituto.

Leonardo da Vinci no era de Vinci, sino de algún lugar de Cataluña como Francisco Pizarro, Cristobal Colón y Santa Teresa de Jesús. Pero quizá la idea más rocambolesca de todas ellas es la que une a Shakespeare y Cervantes, que, aseguran, serían catalanes y la misma persona. Cuentan que en realidad el autor de El Quijote escribía en catalán y que la Inquisición lo escondió para hacer creer a todo el mundo que sus orígenes eran otros. Tras ambos autores se encontraría Joan Miquel Sirvent.

El Instituto de Nueva Historia (INH) lleva desde su fundación en 2007 dedicado a estos menesteres. Preguntado por estas afirmaciones desde ABC, el profesor de historia del derecho en Valencia y coautor de Pseudo History Against Catalunya, Vicent Baydal, señaló que quienes están detrás “ni siquiera son historiadores, son personas que no tienen idea, que no entienden metodología histórica y ni siquiera saben cómo buscar o leer documentos históricos”.

Gabriel Rufián, diputado de ERC, ha mostrado su oposición a que se financie desde el Govern al Instituto de Nueva Historia (INH).

Más historias que te pueden interesar: