Will Smith y la secuela imposible de Soy leyenda podría tener sentido después de todo

·4 min de lectura

Soy leyenda fue uno de los grandes taquillazos de 2007. Esta historia postapocalíptica protagonizada por Will Smith logró recaudar 585 millones en todo el mundo, siendo uno de los títulos más exitosos de aquel año y uno de los más recordados de la filmografía del actor. Sin embargo, pese a que los datos avalaban a su productora, Warner Bros, para continuar explotando su historia con secuelas, el final tan cerrado de la historia les imposibilitaba dicha opción.

Para los que no lo recuerden, Robert Neville, el personaje principal interpretado por Will Smith, se sacrificaba por el bien común. Con la intención de que a Anna y Ethan, a quien daban vida Alice Braga y Charlie Tahan, pudieran escapar con la cura del virus, él se autodestruía con una granada que acabó con el grupo de infectados que les perseguía. Es decir, que en el caso de que quisieran desarrollar una continuación, esta sería sin Will Smith, lo que no tenía sentido dado que él se erigía como uno de los grandes reclamos de la cinta.

Esta secuela nunca ocurrió. Pero ahora, 15 años después, la idea de continuar con Soy leyenda ha sido rescatada. Según ha desvelado Deadline, Warner Bros está ya trabajando en una segunda parte del título de 2007 que estará producida y protagonizada por Michael B. Jordan, la estrella de Creed. Pero no solo eso, porque también se ha dado a conocer que Will Smith regresará para volver a interpretar su papel de la primera película. Valorando la muerte de su personaje, la idea suena descabellada, pero lo cierto es que podría tener todo el sentido del mundo si tenemos en cuenta que la cinta tuvo un final alternativo.

Will Smith en el póster de 'Soy leyenda' (Foto: Warner Bros/Village Roadshow)
Will Smith en el póster de 'Soy leyenda' (Foto: Warner Bros/Village Roadshow)

Dicho final se incluyó en los extras de las ediciones en DVD y Blu-Ray y no pudo ser visto en cines, pero incluía un cambio muy importante en el devenir de los acontecimientos. Y es que el personaje de Smith se enfrenta de una forma muy diferente a los infectados y termina la película con vida, punto que podría ser perfecto para recuperar su papel en la secuela.

Se trataba de un desenlace mucho más pasteloso donde, al descubrir que las criaturas tienen sentimientos, Robert Neville decidía no atacar al infectado alfa por el que decidió sacrificarse en el final original para salvar la cura. En su lugar, se percata de que la criatura está buscando a su mujer, que es la hembra alfa con la que había estado experimentado el antídoto del virus. Procede entonces a su liberación, se disculpa ante las criaturas y estas se marchan sin causar ninguna muerte.

Eso sí, en este desenlace, al perder al infectado de sus experimentos, se queda sin la cura, lo que hace que la reflexión final de la película gire en torno al desentendimiento entre el ser humano y esta nueva especie. Es probable que este final fuera grabado de cara a las dudas que habría en el estudio sobre la muerte del personaje de Smith, pero debido a que cambia por completo todo el significado de la historia finalmente sería relegado a los extras de las ediciones domésticas. Aunque ahora este podría ser la gran baza para desarrollar la secuela.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

No obstante, recuperar un final que no está en la mente de los espectadores y que no es el oficial podría ser problemático. Básicamente porque estarían jugando con la historia por pura ambición comercial y acabaría por frustrar al público, que quedaría totalmente perplejo al tener en su cabeza que Will Smith murió en la primera película. Por el momento, no ha trascendido ningún detalle de la trama. Solo se sabe que Akiva Goldsman, guionista que adaptó la novela de Richard Matheson de 1954 para el guion de la película, regresará como escritor y productor. Pero lo que es seguro es que Smith volverá y el estudio ha encontrado una fórmula para traerlo de vuelta a la vida. Ahora cabe ver qué rumbo toma el proyecto y si este termina de convencer al público, porque de primeras puede generar muchas dudas.

Más historias que te pueden interesar: