Will Smith ha opacado el estreno de una de sus mejores películas

·5 min de lectura

En la vida todo tiene su momento, y en Hollywood también. Y viendo lo conseguido por Will Smith con su nueva película cualquiera diría que no ha sabido diferenciar entre el momento de dar protagonismo a un nuevo trabajo, con el de robarse los focos a la fuerza. El actor estrena El método Williams en las salas de España después de ni siquiera recuperar lo invertido en la taquilla estadounidense. La verborrea del actor ventilando secretos íntimos en entrevistas durante la promoción del filme y el hecho de que publicara su biografía al mismo tiempo -con historias maritales y sexuales en el camino- rellenó tantos titulares que la cinta quedó en un segundo plano.

Él solito ha opacado una de sus mejores películas en los últimos años hastiando al público con un baile de confesiones que a nadie realmente interesaba. Y es una pena, porque El método Williams es de las películas inspiracionales más recomendables.

Chiabella James, © 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved
Chiabella James, © 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved

El asunto es curioso, después de todo hablamos de un actor que conoce de sobra cómo funciona la industria con una relación muy estrecha con el público. Es de los pocos intérpretes que han sabido ganarse el cariño de la audiencia internacional a base de simpatía, autenticidad y cercanía a lo largo de tres décadas. Por eso, que aprovechara el estreno de una biografía tan inspiracional como es la historia del padre de Venus y Serena Williams apostando de lleno por el talento de sus hijas, como trampolín para hablar de sí mismo, sus experiencias sexuales y arreglos maritales con su esposa, se antoja de las apuestas más desubicadas que ha realizado en su carrera.

Y es tras ver El método Williams que uno se queda a cuadros. ¿Por qué? Porque la película es tan emotiva como motivacional, con una interpretación de Will Smith que fácilmente podría llevarlo hasta los premios Óscar, y de las más recomendables de las apuestas actualmente en cartelera. Sin embargo ¿alguien se enteró de esto en los últimos meses? No, todo lo que supimos fue que Will Smith y su esposa Jada no practican la monogamia, que al principio de la relación mantenían “relaciones sexuales varias veces al día durante cuatro meses seguidos” o que tras su primera ruptura de adolescente se ponía enfermo cada vez que llegaba al orgasmo como ”una reacción psicosomática”. Y así, otras perlas más.

Entre las entrevistas que dio a lo largo del mes de noviembre y diciembre ante el estreno del filme en EE.UU. y la promoción de su libro ‘Will’, el actor soltó lo nunca visto. Que si su madre lo pilló manteniendo relaciones de adolescente, que si consumió ayahuasca, que si probó el sexo tántrico, que si tenía celos de su esposa o la difícil niñez que tuvo por un padre abusivo, que llegó a plantearse asesinarlo a los 9 años para defender a su madre de la violencia que sufría en casa. Pero además de hablar de más y publicar una biografía, también hizo una serie de seis episodios para YouTube inmortalizando su proceso para perder 9 kilos mientras volvía a hacer alarde de su don para la oratoria emotiva. Poetizó sobre la pandemia, la vida y hasta pidió perdón a su madre en un capítulo rodeado de su familia, confesando que consideró el suicidio a los 13 al sentirse culpable cuando su progenitora se marchó del hogar familiar.

Chiabella James, © 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved
Chiabella James, © 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved

Es decir, fuimos testigos del ‘show de Will’, pero de El método Williams si te he visto no me acuerdo. El hastío fue tal que el público comenzó a pedir que la prensa dejara de entrevistarlo a través de una petición de firmas online, cansados de ser testigos forzados de confesiones que no vienen a cuento. El resultado fue que a pesar de las buenas críticas, la cinta apenas recaudó $29 millones a nivel mundial (de los cuales solo $14.8 millones pertenecen a la taquilla estadounidense). Y si bien es cierto que la pandemia no ha sido benevolente con la mayoría de estrenos, derivando en recaudaciones menores a tiempos de normalidad pre pandémica, estamos hablando de un imán para la taquilla como Will Smith y la historia de superación de dos astros del tenis internacional. Es como si los titulares acaparados por el actor a golpe de verborrea íntima hubieran creado una sombra enorme sobre El método Williams. Como si Will y su afán de protagonismo personal hubieran quitado las ganas al publico de correr al cine a ver más de su figura.

Pero repito, es una pena. El método Williams relata la historia de Richard Williams y su empecinamiento con llevar a sus hijas al éxito futuro. Nos cuenta las penurias familias pero la insistencia motivacional de ese padre y madre que hicieron lo que hacía falta para que Venus y Serena se convirtieran en las leyendas que son ahora. Y Will Smith se entrega al máximo creando un personaje que baila con el espectador entre el hastío y cariño, entre la exigencia y amor parental, convencido de que su plan de 78 páginas por hacer de sus hijas referentes a seguir dará sus frutos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

El método Williams es mucho más que una biografía deportiva, es un drama inspiracional y motivacional que nos devuelve a ese Will Smith dramático y emocional de películas como En busca de la felicidad. Pero además, es una película que apoya su dramatismo también en las secuencias en pista, haciendo del tenis parte de su narrativa mientras las jóvenes Saniyya Sidney (Venus) y Demi Singleton (Serena) se roban el espectáculo con su química en pantalla.

En resumen, estamos ante una película que merecía que Will Smith hubiera diferenciado los momentos de promocionar el filme y luego, más tarde, echarse los focos sobre sí mismo. Pero forzar su presencia mediática termino pasándole factura, no solo a su imagen sino también a una película muy recomendable.

El método Williams está disponible en los cines de España desde el 21 de enero.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente