La Academia y la sanción que más podría doler a Will Smith

Todos los focos están puestos en Will Smith. Después de que el actor pegara un tortazo a Chris Rock durante la pasada ceremonia de los Óscar, el debate ha incendiado las redes y los medios con cuestiones como la inmoralidad de su comportamiento o la condena a la violencia, habiendo también hueco para plantear si la Academia de Hollywood debería de retirarle o no su galardón en base a su acción controvertida.

Will Smith en la fiesta de los Óscar de Vanity Fair (Foto: Lionel Hahn/Getty Images)
Will Smith en la fiesta de los Óscar de Vanity Fair (Foto: Lionel Hahn/Getty Images)

Desde dicha institución, emitieron un comunicado tras la gala condenando el acto realizado por el intérprete de El método Williams, anunciando que procederían a una investigación formal y que, basándose en sus normas internas y la ley estatal, explorarían tomar represalias. “La Academia condena las acciones del señor Smith en la ceremonia de anoche. Hemos comenzado oficialmente una investigación formal por el incidente y exploraremos más acciones y consecuencias de acuerdo con nuestras normas, estándares de conducta y la ley de California”, afirmaban.

No obstante, aunque la retirada del Óscar es una opción bastante improbable a estas alturas, Smith podría enfrentarse a otras sanciones que pondrían en serio peligro su estatus y sus próximos trabajos, sobre todo valorando que tiene en su agenda una película con la que apuntaba a reafirmar su talento ante académicos y premios.

Así lo matizan periodistas de Hollywood como Matt Belloni, redactor del programa Today que señala que “la Academia está muy molesta” con la decisión tomada por Smith sobre el escenario de los Óscar. Según explica el periodista, parece claro que desde la institución se le va a imponer una sanción, aunque duda de que esta pase por retirarle el galardón. “Habrá un castigo. No creo que le quiten el Óscar, que es por el trabajo que ya ha hecho en King Richard. Pero no me sorprendería si lo suspenden de la Academia de las Artes y la Ciencias Cinematográficas por un año o seis meses, declaraba.

Esta acción supondría que Smith no podría ser nominado ni votar en los Óscar durante el periodo que esté inhabilitado, lo que le impediría volver a optar al galardón el próximo 2023 por las películas que estrene este año. Esto sería un contratiempo para el actor, puesto que tiene previsión de estrenar este año una producción carne de Óscar como Emancipación, un thriller de acción sobre un esclavo que huye de cazadores a sangre fría mientras se abre camino por los pantanos de Luisiana para llegar a unirse al Ejército de la Unión. Se trata de una historia basada en hechos reales que estará protagonizada y producida por Smith, lo que también le impediría competir en categorías como Mejor Película.

Este sería un contratiempo para el intérprete y le haría perder una oportunidad de oro para reafirmar su talento. Y no solo eso, sino que pondría un aprieto a todos los involucrados en la cinta, como podría ser el caso de Apple. Y es que, tras ganar el Óscar con CODA: Los sonidos del silencio, esta cinta se erigía como una de las producciones más potentes de la compañía para continuar creciendo en su apuesta por el cine y el streaming. No hay más que ver que han desembolsado un total de 120 millones de dólares para hacerse con el proyecto, lo que indudablemente podría generar tensiones con Smith.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Por ahora, el actor ha tratado de calmar las aguas lanzando una disculpa pública donde reconoció su error y trató de hacer las paces con Chris Rock. “: “Las bromas a mi cargo son parte del trabajo, pero una broma sobre la condición médica de Jada fue demasiado para mí y reaccioné emocionalmente”, escribía el actor en sus redes sociales. “Me gustaría disculparme públicamente contigo, Chris. Me pasé de la raya y me equivoqué. Estoy avergonzado y mis acciones no fueron indicativas del hombre que quiero ser. No hay lugar para la violencia en un mundo de amor y bondad”, afirmaba.

Aunque tras haber cometido el polémico acto de violencia a ojos de millones de espectadores a todo el mundo sus palabras poco pueden hacer para calmar las aguas. Su nombre y el tortazo continúan en boca de industria y público, el momento quedará guardado para la posteridad como uno de los instantes más controvertidos y vergonzantes de los Óscar y a Smith no le va a quedar más remedio que llevar este peso encima, que inevitablemente va a afectar a su imagen y a los proyectos que tiene en cartera.

Más historias que te pueden interesar: