Lo ha vuelto a hacer: Kim Kardashian luce otro vestido icónico de Marilyn Monroe

·2 min de lectura
Photo credit: @kimkardashian - Instagram
Photo credit: @kimkardashian - Instagram

La pasada Met Gala, llevada a cabo la madrugada del lunes en el Museo Moderno de Arte Contemporáneo de nueva York, ha traído consigo más de una polémica. Y es que más allá del curioso encuentro entre Rosalía y Nicki Minaj, que desembocaba en una marabunta de memes, la verdadera joya de la noche la aportaba Kim Kardashian. La empresaria, ya acostumbrada a ser una de las protagonistas excelsas de la velada año tras año, acudía a la cita enfundada en un elegante vestido que en el pasado perteneció a Marilyn Monroe. En concreto, una pieza de museo que en 1962 la actriz llevó durante su célebre interpretación del ‘Happy Birthday’ al presidente J.F. Kennedy. Aunque lo verdaderamente controvertido del asunto no es que hubiera sacado una pieza de su vitrina para llevarla consigo, sino que para poder entrar en ella perdió siete kilos en tres semanas. Un logro ‘in extremis’ que contó orgullosa sobre la alfombra roja del evento y que, amiga, no es una dieta sana.

Ahora, totalmente ajena al aluvión de críticas recibidas en la Met Gala, la empresaria e hija de Kris Jenner ha vuelto a llevar un vestido de Monroe. Un segundo ‘look’ que ella misma enseña en sus redes sociales y que también tiene historia. Se trata de una sofisticada pieza de lentejuelas en tono verde y firmada por el diseñador Norman Norell que, como podemos ver en las fotos de Kardashian, ha cambiado sobremanera desde que Monroe lo luciera hace más de 60 años.

La historia detrás del segundo vestido de Marilyn

Si el primer ‘look’, que lució en la escalera de la Met Gala para más tarde cambiar por una fiel copia dentro del museo para no dañarla, pertenecía al momento ‘Happy Birthday’, este segundo ‘outfit’ fue el vestuario de Monroe para los Globos de Oro de 1962. En dicha ceremonia se hizo con el premio Henrietta, que venía a ser el reconocimiento del público al intérprete favorito del año anterior. Kim también se hizo con el premio, que casualmente ahora pertenecía a su florista Jeff Leatham:

“Vi esta coincidencia como una señal en la que todas las estrellas se alinearon. Poder canalizar de esta manera mi Marilyn interior será siempre uno de los mayores privilegios de mi vida. Gracias a la casa de subastas Julien y a Jeff por ayudarme a lograr este hito”.

Según cuenta en el texto que acompaña a la galería de fotos, este segundo vestido histórico también lo llevó también durante la noche de la Met Gala, posiblemente durante su asistencia a un evento privado posterior del que, hasta ahora, no hemos tenido fotos. Sea como fuere, los movimientos de Kim nunca dejan indiferente a nadie.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente