Así será la vuelta a las tiendas: limitar los probadores y desinfectar las prendas

Por Sandra Muñoz
Photo credit: Cristina Arias - Getty Images

From Harper's BAZAAR

En la mayoría de provincias de España, nos encontramos en la fase 0 de la desescalada, dando pasos en firme para avanzar a la siguiente fase y que, a partir del 11 de mayo, se puedan ir abriendo todos los comercios. Cada uno de ellos, por sus características particulares, necesita atenerse a unas normas para abrir de forma segura y sin poner en riesgo a empleados y clientes.

Por eso, la Secretaría de Estado de Comercio ha hecho pública una guía que recoge medidas concretas para la apertura de las tiendas del sector de moda. Entre las principales normas que se han detallado en el documento se recoge la conveniencia de limitar al máximo el uso de los probadores. Además, deberán ser desinfectados después de cada uso. "En caso de que el acceso al probador sea mediante cortina, esta se tocara solo con guantes o bien con el codo. Las cortinas deberán ser desinfectadas, así como el interior de los probadores, especialmente suelos y mobiliario", especifica este documento.

También contempla el cierre alterno de probadores y que el personal de tienda establezca el control de entrada. Por otro lado también se recomienda que las tiendas dispongan de guantes para facilitárselos a los clientes para poder tocar las prendas y que cada establecimiento disponga de un método de desinfección de las prendas probadas o devueltas en función de los distintos tejidos.

Para las zapaterías también se especifica que el cliente se pruebe los zapatos con calcetines desechables o bolsas de plástico y del mismo modo deberá procederse a su desinfección si el cliente no lo compra o lo devuelve a la tienda. Las joyerías también tendrán que desinfectar cada una de sus piezas siempre que el cliente las toque, y deberá facilitarle guantes.

El documento también recoge como medidas de carácter general que se mantenga la distancia de seguridad entre vendedores y clientes, si puede ser mediante pantallas o mamparas, y que se promueva el pago por medios electrónicos. Junto a esto, tendrán que disponer de gel hidroalcohólico tanto a la entrada como a la salida del establecimiento.