El pasajero del vuelo de Air Canada que disfrutó con las vistas y se convirtió en el mejor 'cronista' a bordo

Durante la tarde de este lunes hubo zonas de Madrid en las que si se levantaba la vista al cielo se podía ver un avión que volaba más bajo de lo normal y que pasaba una y otra vez acompañado de otro aparato del Ejército. Fueron más de cuatro horas entre el despegue y el aterrizaje que se hicieron eternas, en especial para las cerca de 130 personas a bordo del vuelo comercial ACA837 de Air Canada que ayer tuvo en vilo a todo el mundo. En medio de los nervios del momento y la preocupación por cómo acabaría todo hubo quien decidió tomárselo de una manera positiva e ir retransmitiendo a través de Twitter el devenir de los acontecimientos. Y así fue cómo Aaron C. (@thelastfedor) se hizo viral y se convirtió en reportero por unas horas.

Poco después de despegar con destino a Toronto, este avión de Air Canada se vio obligado a solicitar un aterrizaje de emergencia en Madrid. Pero antes tuvo que quemar todo el combustible sobrevolando durante cinco horas la ciudad. (Foto: Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images)

Antes de entrar en lo que este tuitero contó y cómo lo contó, un poco de contexto. Lunes, 14:33 horas, aeropuerto de Barajas, un avión de Air Canadá despega con destino a Toronto pero sufre un problema aún por determinar y se queda con un neumático y un motor menos. Dadas las circunstancias, solicita un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto madrileño. Hacerlo con el depósito lleno de combustible es demasiado arriesgado y, ante la imposibilidad de deshacerse de él de otro modo, comienza a sobrevolar Madrid para quemar combustible. Cinco horas después aterriza sin incidentes y con sus 128 personas a bordo a salvo tras horas de incertidumbre, nervios y preocupación, tanto dentro como fuera del avión.

En el transcurso de ese tiempo se van sucediendo los testimonios de pasajeros que van retransmitiendo desde el interior de la aeronave y a través de redes sociales lo que está ocurriendo. Una de las primeras imágenes en hacerse viral es la publicada por Aaron C. (@thelastfedor). No tanto por la foto en sí, una vista aérea de Madrid, como por el mensaje que la acompañaba. “Las buenas noticias, preciosas vistas de España desde el aire. Las malas noticias, parece que no podré acudir a mis compromisos de trabajo mañana”, decía el tuit. Fue su forma de ver las cosas lo hizo viral.

Después de este tuit vinieron muchos más y en ellos fue narrando cómo estaba siendo vivida y vista la situación dentro del avión al tiempo que agradeció los mensajes que le enviaban y aprovechaba para darle la enhorabuena a su novia por su recién conseguido doctorado.

Sobre lo ocurrido en el momento del incidente, relató que “justo al despegar hubo una gran explosión debajo de mi asiento y luego vi humo y llamas del motor izquierdo. Esta foto es de un video rápido que tomé y esta captura muestra el fuego por una fracción de segundo”. El vídeo, que se puede ver en el siguiente tuit, lo compartió más tarde y se puede apreciar el fogonazo.

En otro vídeo se puede ver el momento del aterrizaje y cómo la gente estalla en aplausos al tocar tierra de nuevo. Y en una foto, parte del dispositivo de emergencias desplegado a pie de pista por si era necesaria su intervención.

Una vez fuera del avión, salvo y habiendo pasado lo peor, publicó algunos vídeos, como el de avión del Ejército que acudió para estudiar de cerca los daños en el aparato y lo cerca que volaba de ellos.

Al final, el resumen de este pasajero que se convirtió en uno de los mejores cronistas de lo que estaba ocurriendo ayer a bordo del vuelo ACA837 es que por suerte todo acabó bien y pese a lo aterrador del momento “¡vive fascinado y disfruta del viaje!”.

Más historias que te pueden interesar: