Voces y rostros de pioneras de la cultura uruguaya salen del baúl

Agencia EFE
·4 min de lectura

Montevideo, 1 abr (EFE).- Como pasa al abrir un viejo baúl, los recuerdos afloraron cuando el Archivo Nacional de la Imagen y la Palabra de Uruguay decidió rescatar voces, rostros o música de las artistas, técnicas y gestoras que forjaron la historia del Sodre, institución referente en las actividades culturales del país.

Bailarinas de ballet, cantantes de ópera, músicas de cámara, gestoras culturales, iluminadoras, administrativas, taquilleras: sus roles son tan diversos como ellas mismas, y en esa diversidad yace tanto la riqueza como el desafío de "Mujeres en el Sodre".

BUCEAR EN EL ARCHIVO

Así lo expresa en entrevista con Efe la directora del Archivo Nacional de la Imagen y la Palabra (ANIP), Magdalena Perandones, quien explica que la idea de este proyecto, plasmado en una muestra, surgió en el marco del centenario de la que fuera ministra de Educación y Cultura Adela Reta (1921-2001), figura clave de la gestión cultural.

Como dice Perandones, se buscó extender el homenaje a la mujer que da nombre a la casa del Ballet Nacional, la Orquesta Sinfónica y demás cuerpos estables del país, el Auditorio Nacional Dra. Adela Reta, y hacer coincidir en una sala a todas las que contribuyeron con el desarrollo cultural de Uruguay desde el Sodre.

El trabajo implicó así la desafiante tarea de buscar en el archivo histórico, cuyo origen se rastrea hasta 1912, el material fílmico, sonoro y fotográfico que, pese al cierre temporal de la muestra por las restricciones de la pandemia, la ANIP tiene montado hoy en su sede, en la Ciudad Vieja -casco histórico- de Montevideo.

"Lo primero que quisimos fue hacer una especie de listado de mujeres que se hubieran destacado (...), que hubieran quedado en la memoria de las personas que trabajan ahora en el Sodre", acota la directora, quien detalla que para ello se debió apelar al recuerdo de los trabajadores actuales y cotejar cada nombre en el acervo.

DETRÁS DEL TELÓN

Algunos retos del armado de la exposición surgieron, según Perandones, como consecuencia de la poca visibilidad que tenían las mujeres en los roles menos públicos, de modo que las bailarinas y las sopranos estaban en los registros pero no las secretarias, las administrativas y las gestoras.

Fue en ese sentido que se buscó como alternativa crear un audiovisual donde las mujeres que ocupan hoy cargos administrativos y técnicos dentro del Sodre aparecieran en primer plano, a modo de homenaje tanto a ellas mismas como a todas las que ocuparon esos roles con poca visibilidad en el pasado.

A su vez, según la directora de la ANIP, parte del trabajo estuvo en recurrir a las colecciones privadas de algunas artistas para incluir fotografías que no estaban en el archivo y que eran clave, ya que implicaban poder ver, por ejemplo, a las pianistas o músicas de cámara en plena acción.

Por otro lado, Perandones recalca que se procuró que la diversidad de roles se reflejara con distintos formatos; por eso las bailarinas están representadas en gigantografías semitransparentes, las músicas y cantantes en piezas que suenan en la sala y las comunicadoras de las radios públicas del Sodre en tabletas interactivas.

Asimismo, remarca que, si bien allí resaltan, entre otras, figuras como la pianista Nibya Mariño, la bailarina de ballet Margaret Graham o la soprano Rita Contino, seguramente hay muchas otras que quedaron fuera de la muestra.

"El objetivo principal fue que cuando la gente viniera a ver esta muestra despertara un poco las memorias y también ayudara a recordar a otras mujeres que, como poníamos en el texto de presentación, seguramente también dejaron huella", sostiene.

LOS CONSEJOS DE ADELA

En el recuerdo del expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), la figura de la exministra Adela Reta está grabada a fuego.

Para el primer mandatario uruguayo a la vuelta de la democracia tras la dictadura (1973-1985), Reta fue "una formidable pionera" en varios campos.

Jurista de profesión, la que fuera ministra durante el primer gobierno de Sanguinetti y presidenta del Sodre en el segundo, fue la primera mujer catedrática de la Universidad de la República y, en palabras del expresidente, "una auténtica representante de la filosofía liberal humanista" del país.

Para el veterano político, entre las mejores cualidades de Reta estaban su "serenidad" y su "firmeza", así como una habilidad especial a la hora de dar consejos que, estima, lo sacó de apuros muchas veces siendo mandatario.

"Yo la convocaba cuando tenía problemas difíciles. Uno le hacía una pregunta con la posibilidad más catastrófica de todas y ella decía: 'bueno no, no es para tanto', y ahí empezaba a tranquilizarlo a uno y siempre encontraba la solución justa, la solución jurídica perfecta", relata.

(c) Agencia EFE