Vladimir Putin, en misión para estrechar lazos con Corea del Norte

·2 min de lectura
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz

Vladimir Putin desea estrechar lazos con Corea del Norte, por lo que escribió una carta al líder de esa nación, Kim Jong Un, para pedirle que ambos países trabajen en fortalecer su vínculo y en "ampliar las relaciones bilaterales integrales y constructivas con esfuerzos comunes".

Según la agencia estatal norcoreana KCNA, la misiva del líder ruso fue entregada en Pyongyang el lunes, día de la liberación de Corea del Norte del dominio colonial japonés, de la que se cumplen 77 años.

Según la nota, la unión ayudaría a "reforzar la seguridad y la estabilidad de la península coreana y de la región del noreste de Asia".

En otra respuesta, Kim dijo que, como la amistad entre Rusia y Corea del Norte se había forjado en la Segunda Guerra Mundial con la victoria sobre Japón, la "cooperación estratégica y táctica, el apoyo y la solidaridad" entre las naciones habían alcanzado un nuevo nivel.

Añadió que estaban unidos por sus esfuerzos comunes para frustrar las amenazas de las "fuerzas militares hostiles".

Si bien la KCNA no especificó a qué se refería con "fuerzas hostiles", suele utilizar la frase para referirse a Estados Unidos y sus aliados globales.

Kim dijo en el pasado mes de julio que Corea del Norte estaba preparada para movilizar su fuerza nuclear disuasoria de forma "precisa" y "rápida" para hacer frente a posibles conflictos militares con Estados Unidos o Corea del Sur.

Ese mismo mes, Corea del Norte reconoció como estados independientes a dos "repúblicas populares" apoyadas por Rusia en el este de Ucrania.

Ucrania, bombardeada por las fuerzas de Putin, rompió desde febrero sus relaciones con Pyongyang.

El interés de las naciones por forjar sus lazos, se produce mientras la Guardia Nacional rusa dice haber detenido a 50 presuntos nacionalistas ucranianos en el sur, en un claro intento de mostrar al Kremlin sus esfuerzos por acabar con la resistencia clandestina.

La Guardia Nacional, que solía ocuparse de las concentraciones de protesta en su país antes de la guerra, dijo en un comunicado el lunes que las personas no identificadas habían sido detenidas en las regiones de Zaporizhzhia y Kherson.

Añadió que algunos de ellos tenían alijos de armas, entre ellos dos docenas de lanzagranadas, 12 sistemas de misiles tierra-superficie portátiles, rifles y munición.

Las autoridades no dijeron si los detenidos enfrentarían cargos, limitándose a calificarlos de "presuntos miembros de grupos nacionalistas ucranianos".