Vladimir Putin encabeza la lista negra de líderes vetados en el funeral de la reina Isabel

·2 min de lectura
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz

Vladimir Putin y otros representantes del Kremlin han sido incluidos en la lista negra del Palacio de Buckingham, tras la invasión rusa a Ucrania desde principios de este año.

Los dignatarios de Bielorrusia y Birmania también han sido descartados por el palacio, mientras que Irán sólo estará representado en el funeral por su embajador.

Alrededor de 500 dignatarios de todo el mundo -incluidos políticos de alto nivel y miembros de la realeza- asistirán al servicio en la Abadía de Westminster el lunes 19 de septiembre.

Una persona del gobierno dijo al sitio Metro: "Este es el mayor evento internacional que hemos tenido en décadas".

El primer ministro australiano, Anthony Albanese, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, y su homólogo canadiense, Justin Trudeau, han confirmado su asistencia al próximo funeral.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también asistirá al servicio en Westminster con la primera dama, Jill Biden.

Los Biden rindieron un encendido homenaje a la monarca tras su muerte el pasado jueves 8 de septiembre, diciendo que "definió una era".

Así lo expresaron en un comunicado: "En un mundo en constante cambio, fue una presencia firme y una fuente de consuelo y orgullo para generaciones de británicos, incluidos muchos que nunca han conocido su país sin ella. Una admiración perdurable por la Reina Isabel II unió a la gente de toda la Commonwealth. Las siete décadas de su reinado, que hizo historia, fueron testigo de una época de avances humanos sin precedentes y de la marcha hacia adelante de la dignidad humana".

Y añadió: "Fue la primera monarca británica con la que la gente de todo el mundo podía sentir una conexión personal e inmediata, tanto si la oían por la radio cuando era una joven princesa hablando a los niños del Reino Unido, como si se reunían en torno a sus televisores para su coronación, o veían su último discurso de Navidad o su Jubileo de Platino en sus teléfonos. Y ella, a su vez, dedicó toda su vida a su servicio".