Un vivienda moderna que recuerda a los viejos graneros

·3 min de lectura
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman


Este vivienda se localiza en Malibú, California, muy próximo a la playa aunque su aspecto a primera vista te habla de un estilo más de campo y ecuestre. Sus fachadas, revestidas en madera, hacen un guiño también a los viejos granero de madera, tan típicos de otros estados americanos.

Vanessa Alexander y su estudio Alexander Design firman la reforma que se llevó a cabo para convertir esta singular construcción de los años sesenta en una vivienda elegante y cálida, que impresiona tanto por su maravilloso jardín con piscina, como por sus luminosos interiores, con una decoración de lo más apetecible. Se trata además de un proyecto muy personal ya que es su propia casa en la playa: «Nuestro trabajo como empresa se basa en alcanzar los objetivos y los sueños de los clientes y esto, por supuesto, se aplica también a nuestros propios proyectos. Nuestros diseños crean, facilitan y potencian el estilo de vida por encima de todo», nos explica ella.

La casa original era una construcción de postes y vigas de los años 60 que tenía muy buenos cimientos pero en su interior no fluía bien la luz ya que contaba con pequeñas ventanas. Además, se encontraba anticuada en cuanto a la distribución y los acabados, así que la reforma estructural tenía que ser integral, para lo cual Vanessa Alexander contó con la estrecha colaboración de Kovac Architects. El resultado final tras la obra fue el de una vivienda de campo contemporáneo que por sus acabados y formas recuerda a esos graneros icónicos de EE.UU., aunque se perciben también influencias holandesas y belgas.

Por fuera, la vivienda se presentaba como una cabaña de lamas de madera que necesitaban un buen tratamiento para su conservación. Entonces fue cuando decidieron recurrir al Shou Sugi Ban, una técnica japonesa milenaria que consistía en quemar la capa externa de la madera, con el fin de protegerla y conseguir acabados extraordinarios. El resultado no pudo ser mejor y su apariencia color carbón le aporta un plus de estilo y belleza a la vivienda.

Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Salón con chimenea de obra
Photo credit: Salón con chimenea de obra

Dentro encontramos una redistribuición más actual, con espacios comunes diáfanos y abiertos, que buscan la conexión a su vez con el jardín, y áreas privadas muy amplias con dormitorios a modo de suites. Para Vanessa Alexander, una de las estancias favoritas de la casa es la cocina con sala de estar, un lugar muy especial donde transcurre la mayor parte de su tiempo en familia dada la comodidad y su planteamiento a nivel social. Además, esta estancia se abre al patio y a la piscina de una manera muy transparente, por lo que puedes disfrutar del entorno. Claro que otro de sus rincones favoritos es su habitación, con una atmósfera muy apacible y un maravilloso baño con una ducha espectacular que se vuelca al jardín a través de una cristalera panorámica.

En cuanto a las decoración, la casa cuenta con algunos iconos del diseño y con otras piezas personalizadas, como la lámpara del comedor, obra de Pierre Yovanovitch, que corona una mesa espectacular y extra-larga del s.XIX y unas sillas de Jeanerette. La mezcla de piezas hechas a medida, y diseñadas por el estudio de Vanessa Alexander, con muebles procedentes de otros tiempos y lugares, hace que sus interiores adquieran un estilo muy especial y con alma. Además la casa cuenta con espectaculares obras de arte, como una foto de Bill Henson llamada Paris Opera o la que brilla en el dormitorio principal, de Alison van Pelt.

Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman
Photo credit: Adrian Gau / Douglas Friedman

www.alexanderdb.com

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente