El momento más divertido del año televisivo: “La ‘c’ no tienes, ¿no? Pues dame el 13”

En Viva la vida, programa conducido por Emma García, echan el cierre con la llamada a un espectador al que le ofrecen levantar una de las letras de su panel y descubrir cuál es el premio que se esconde detrás. El mecanismo del concurso no parece complicado, pero no conviene subestimar la capacidad de algunos para hacerse un lío ante lo que para los demás parece obvio. Y eso es justo lo que le pasó a Carmen, una seguidora del espacio que se hizo un jaleo con la letras que podía o no escoger hasta el punto de que, después de un minuto en el que reinó el absurdo, el desenlace no fue el esperado por ninguna de las partes.

Ocurrió el domingo y el tuitero que lo ha compartido haciéndolo viral (@casasola_89) se pregunta si este es el “último momentazo del año televisivo”. Aún queda medio mes para echar el cierre a 2019, pero lo cierto es que el material es de primera. Lo que ocurre y que tantas risas ha levantado en Twitter es que, con las letras del equipo responsable del programa pasado por la parte inferior de la pantalla justo antes de acabar, se conecta con un espectador.

Emma García le da paso, presenta a quien está al otro lado del teléfono y le ofrece elegir una de las letras que componen el nombre del programa Viva la vida. Entonces el concursante elige una, se destapa el cartel colocado debajo de la misma y se le comunica el premio. Fácil, ¿no? Pues no, no lo es tanto. Al menos visto lo que ocurre en ocasiones.

La tarde del domingo, ya a última hora y casi a punto de comenzar el siguiente espacio, la presentadora dio paso a Carmen para que eligiese la letra que quería destapar. “La letra mía, que yo me llamo Carmen, la C y sino, el 13, lo que quieras”. Algo descolocada por la respuesta, García le explica que la ‘c’ no está, que el nombre del programa no la contiene y le explica cómo funciona el asunto.

“Sí, si lo veo todos los domingos”, responde Carmen al otro lado. Pero pese a verlo, no parece entenderlo del todo porque insiste. “La ‘c’ no tienes, ¿no? Pues dame el 13”. Nada, no hay nada que hacer. No hay tiempo para explicarle a Carmen que la ‘c’no vale, tampoco el ’13’. Hay que acabar el programa, a la presentadora le ha dado un ataque de risa y no queda otra que dejarlo estar y, como dice Emma García, posponerlo e intentar “solucionarlo” en otro momento.

El momento esta dando mucho juego en redes sociales, donde son muchos los tuiteros que no pueden parar de reír con el despiste de esta espectadora y su insistencia en querer un letra que no está en el panel. Todo aderezado con el retorno de fondo, porque el volumen del televisor en casa estaba tan alto que se colaba en directo con retraso haciendo que la escena fuese aún más delirante.

Son muchos los que se ríen, pero igual no es tan fácil a la hora de la verdad jugar a este juego. Porque el día anterior, el sábado, la última participante tampoco se lo puso fácil a Emma García. Aquella conexión empezó algo torcida porque dio paso a la concursante diciendo que era de Talavera de la Reina. Cosa que no era cierta como bien le hizo saber María Dolores, que la corrigió: ‘La Real, no de la Reina’.

Aclarado el embrollo del origen de la televidente, está se dispuso a elegir la letra que quería levantar. No dijo ninguna que no estuviese -es decir, que tenía claro que tenía que ser una de las que componen el título de programa-, pero mareó un poco a la conductora con si era la tercera empezando por el final o por el principio.

Eso sí, María Dolores tuvo más suerte que Carmen, porque ella sí logró llevarse al final, y pese a los malentendido, un premio. Para ser exactos, 2.000 euros, como puede comprobarse en el último minuto del programa, colgado íntegro en la web de Telecinco.

Ante escenas como estas es imposible que para quienes tienen ya una edad no venga a la mente el mítico sketch de Martes y Trece de Encarna y las empanadillas de Móstoles.

Más historias que te pueden interesar: