‘Viva la vida’ se va a quitar un problema de encima con Raquel Mosquera por su cancelación

·5 min de lectura

A Viva la vida le quedan dos fines de semana. El magacín de los fines de semana de Telecinco echará su cierre el próximo domingo 24 de julio, pues el contrato entre Mediaset y su productora, Mandarina, ha llegado a su fin, y como no está logrando unos datos de audiencias brillantes se ha decidido poner punto y final a su trayectoria. Y se suele decir queno hay mal que por bien no venga, pues con su marcha se van a quitar de encima un problema que este domingo se hizo más grande. Hablamos de las intervenciones de Raquel Mosquera, que no hay día en el que no se meta en un jardín más y más complicado de salir.

Raquel fue la esposa del boxeador Pedro Carrasco, y durante los años que estuvieron casados, ella se hizo una habitual de los platós de televisión. Y siguió en ellos tras la muerte del púgil, en enero de 2001. Se puede decir que es toda una experta en lo referido a la prensa del corazón, pero a veces habla más de la cuenta y se queda entre la espada y la pared.

En el último capítulo de la serie documental En el nombre de Rocío, Rocío Carrasco ha desmontado a la que fue mujer de su padre. Ha aportado pruebas de cómo Raquel ha faltado a la verdad en sus entrevistas en prensa escrita y en platós en temas como la herencia de Pedro Carrasco, e incluso hizo algunas insinuaciones sobre el pasado de la peluquera más televisiva. Dolida, Mosquera este domingo cargaba contra Rocío en sus redes sociales, y la llamó payasa entre otras muchas lindezas. “No se puede ser más tonta, cortita y mala persona para insinuar que yo ejercí la prostitución en Alemania”, escribió Mosquera en su Instagram, en un texto en el que también acusó a la serie documental de estar manipulada para hacer daño, “con mucho odio, la peor enfermedad que existe en la vida”. Además, criticaba a Carrasco por “no tener profesión” ni haber “trabajado nunca en tu vida”.

MADRID, ESPAÑA - 15 DE JUNIO: Raquel Mosquera asiste a la fiesta del programa de televisión 'Supervivientes' el 15 de junio de 2018 en Madrid, España. (Foto de Europa Press/Europa Press vía Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 15 DE JUNIO: Raquel Mosquera asiste a la fiesta del programa de televisión 'Supervivientes' el 15 de junio de 2018 en Madrid, España. (Foto de Europa Press/Europa Press vía Getty Images)

Emma García, la presentadora de Viva la vida, le pidió que justificase sus palabras. Raquel solo fue a decir que “yo soy de las que piensa que una víbora suelta veneno y las leonas, que yo me considero una leona, nos defendemos como defendemos a nuestros cachorros”.

Más tarde, en el mismo programa, Raquel vivía otro desencuentro y muy fuerte con una colaboradora, la periodista Pilar Vidal, que pidió, literalmente, que se le pare los pies a Raquel, que dispara contra ella y otros compañeros por su profesionalidad. Y le sacó entonces un tema espinoso: Raquel, en sus redes sociales, le dio a ‘me gusta’ a una fotografía en la que comparaban a Pilar con la cerdita Peggy, el conocido títere de The Muppets. Así, Vidal le recriminaba que si de ella nunca se ha reído por su enfermedad (Raquel sufre un trastorno bipolar), Mosquera no debería hacerlo de las personas que tienen sobrepeso. Mosquera se justificaba: ella no había escrito el mensaje. Sin embargo, entre todos le dejaron claro que si pinchaba en ‘like’ estaba validando ese ataque, apoyándolo. Ahí Emma le ajustó las tuercas: “Raquel, escúchame una cosa. ¿No tienes argumentos suficientes para rebatir como para hacer esto? Es que está fuera de lugar, no tiene ningún sentido”, le recriminó a la colaboradora.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Entre lo de Rocío Carrasco y el ataque a Pilar, las críticas a Raquel llovieron en las redes sociales. Algunos hasta pedían que fuese despedida, por haber faltado así el respeto a una compañera, y hasta aquellos que hace poco defendían a Raquel como personaje televisivo creían que ya habría que apartarla de la televisión.

En los últimos tiempos, Raquel ha tenido mucho peso en Viva la vida, pero por sus choques y sus conflictos, no por sus aportaciones. Ha discutido con Alejandra Rubio en alguna ocasión, ha perdido los nervios hasta llorar hablando de Pedro Carrasco, ha dado la sensación de no estar del todo bien para comentar según qué temas que la atañen a ella y a su historia personal.

Si Viva la vida fuese a continuar, igual Telecinco tomaba algún tipo de medidas con Raquel, que siempre acude como colaboradora de Viva la vida los domingos. Como, por ejemplo, no volver a convocarla. Sin embargo, para lo que queda de andadura al formato, casi ya mejor dejarla ahí hasta que el formato cierre la puerta. Sería llamativo, por ejemplo, que apartasen a Raquel por sus últimas salidas de tono, pero nunca hayan tomado medidas con José Antonio Avilés, por ejemplo. Un chico al que han pillado con mentiras en numerosas ocasiones (entre ellas, la de que es periodista) y al que nunca le han dejado sin trabajar.

Con su final, Viva la vida se va a quitar de encima el problema de jugar algunas cartas con Raquel Mosquera. Se ahorrarán titulares y análisis negativos, y además, se garantizan un contenido sustancioso con sus intervenciones durante las dos semanas que le queda en antena. En el fondo, parece que la jugada no les ha podido salir más redonda. Porque parece que, para lo que le queda en el convento, Mosquera la liará dentro.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente