Viruela del mono: la condición de la piel que puede convertirte en el huésped ideal para este virus

·5 min de lectura
Los dermatólogos advierten del riesgo de viruela del mono a las personas con una barrera cutánea debilitada, ya que es más fácil que los virus y las bacterias infecten su piel y se propaguen. (Foto: Getty)
Los dermatólogos advierten del riesgo de viruela del mono a las personas con una barrera cutánea debilitada, ya que es más fácil que los virus y las bacterias infecten su piel y se propaguen. (Foto: Getty)

¿Tienes acné, eccema o psoriasis? Pues te convendría saber que las personas con una barrera cutánea comprometida podrían tener un mayor riesgo de contraer la viruela del mono.

Algunos dermatólogos consideran que esta enfermedad podría tener 'predilección' por cierto tipo de pieles. De ahí que hayan lanzado una advertencia dirigida especialmente a las personas diagnosticadas con eccema y los 125 millones de personas en todo el mundo con psoriasis.

Para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), las personas con afecciones cutáneas exfoliativas similares, como psoriasis, impétigo o acné severo, entre otras, también corren el riesgo de contraer una infección de viruela del mono.

Por eso, los especialistas en el cuidado de la piel, como la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) o la National Psoriasis Foundation de Estados Unidos (NPF por sus siglas en inglés), consideran importante crear conciencia sobre los problemas particulares relacionados con la viruela del mono, y señalan que las personas con estas afecciones deberían tenerlos en cuenta.

¿El motivo? Que es es más fácil que los virus y las bacterias infecten la piel y se propaguen ya que las personas con este tipo de enfermedades tienen una barrera cutánea debilitada.

Sin embargo, “no hay necesidad de entrar en pánico, es importante recordar que la viruela del mono es generalmente leve y autolimitada. Pero si formas parte de un grupo de mayor riesgo y tienes antecedentes de eccema o dermatitis atópica, o convives con personas que tienen estas afecciones de la piel, entonces es importante tomar precauciones", explica a The Healthy el doctor Peter Lio, dermatólogo del Chicago Integrative Eczema Center, especializado en enfermedades de la piel.

“Las infecciones de viruela del mono en personas con eccema pueden comportarse de manera similar al eccema herpeticum o eccema vaccinatum, los cuales presentan riesgos graves para la salud y requieren tratamiento inmediato y posiblemente hospitalización”, añade el experto.

Los síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves (fiebre, erupción cutánea e inflamación de los ganglios linfáticos), y duran de 2 a 4 semanas,

Para poder detectar la diferencia entre las erupciones de la viruela y el eccema, hay que observar las lesiones de la piel. La viruela del mono causa ampollas con una "costra central", mientras que el eccema se caracteriza por parches de piel secos y con picazón. Pudiera pasar que la viruela del mono infectara el eccema, y que aparezcan más ampollas y "erosiones monomórficas" profundas.

La viruela del mono se transmite al ser humano por contacto estrecho con una persona o animal infectado, o con material contaminado por el virus. Pero a pesar de su nombre, los monos (primates no humanos) no son reservorios del virus de la viruela símica. Si bien se desconoce el reservorio, los posibles candidatos son los roedores pequeños (p. ej: ardillas, ratas de Gambia, lirones enanos africanos) que habitan en las selvas tropicales de África, sobre todo en las regiones occidental y central de ese continente; y de ahí, esporádicamente, se exporta a otras regiones.

Aunque aún no se ha identificado el reservorio natural de la viruela símica, los roedores son la opción más probable. Comer carne y otros productos animales poco cocinados (de animales infectados) es un posible factor de riesgo. Las personas que viven en zonas boscosas o cerca de ellas posiblemente experimenten una exposición indirecta o de bajo nivel a animales infectados.

En los Estados Unidos, se produjo un brote de viruela del simio en 2003, cuando roedores infectados importados de África como mascotas diseminaron el virus a perros de las praderas, que luego infectaron a personas en las regiones occidentales y centrales de ese país.

Desde mayo de 2022, se han notificado casos de viruela del mono en 70 países donde la enfermedad no es endémica.

Para que se transmita de una persona a otra, debe haber contacto estrecho con lesiones, líquidos corporales, gotículas respiratorias (aunque suele requerir un contacto cara a cara prolongado), y objetos o materiales contaminados, como la ropa de cama.

La transmisión también puede producirse a través de la placenta de la madre al feto (lo que puede generar casos de viruela símica congénita) o por contacto estrecho durante y después del nacimiento. Si bien el contacto físico estrecho es un factor de riesgo bien conocido para la transmisión, no está claro en este momento si la viruela símica puede transmitirse específicamente a través de las vías de transmisión sexual, del semen o los líquidos vaginales. Se necesitan estudios para comprender mejor este riesgo.

El período de incubación es de 1 a 2 semanas, pero puede durar hasta 3 semanas. Las personas contagian desde el momento en que comienzan los síntomas hasta que todas las lesiones tienen costras y estas se desprenden para revelar piel sana. Este período suele durar entre 2 y 4 semanas.

No obstante, a medida que la viruela del simio avanza por todo el mundo, puede parecer que cualquier erupción nueva en la piel podría ser viruela del mono. Por lo que es importante recordar que la viruela del mono es una afección de la piel "rara", lo que quiere decir que no es frecuente (al meno de momento) y que se puede confundir con las erupciones de la varicela, el herpes zóster o el herpes, pero existen diferencias entre estas erupciones. De ahí que resulte fundamental acudir a un dermatólogo para determinar qué enfermedad está causando dicha erupción..

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Esta chica con acné quístico es un verdadero ejemplo en redes

La viruela del mono se podría detectar por un signo revelador en los ojos

El síntoma de la dermatitis que impacta en el sueño preocupa a los dermatólogos

Por qué la psoriasis puede afectar a las uñas