Vio a la que creía ser su hija robada en ‘¡Ahora caigo!’ y el caso se ha reabierto 30 años después

·3 min de lectura

Por Mike Medianoche.- Hay personas a las que un concurso de televisión les cambia la vida. Por ejemplo, si logras resolver el rosco de Pasapalabra y te llevas un buen pellizco, o si consigues vencer a uno de los cazadores de El Cazador de Televisión Española. A una mujer de Sevilla un concurso ha puesto su mundo del revés, pero no por lograr una gran cuantía económica, sino porque reconoció como participante a la que podría ser su hija, robada hace más de 30 años. Y ha logrado que reabran su caso para depurar posibles responsabilidades.

Según informa El Diario de Sevilla, esta mujer estaba viendo el programa ¡Ahora caigo!, en Antena 3, cuando vio que una de las participantes del concurso que presentaba Arturo Valls tenía un rostro que le resultaba familiar. De hecho, era casi idéntica a una de sus hijas, según el citado medio andaluz.

MADRID, ESPAÑA - 13 DE DICIEMBRE: Arturo Valls asiste a la presentación de noticias de Premium Atresplayer en el Cine Capitol el 13 de diciembre de 2021 en Madrid, España. (Foto de David Benito / Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 13 DE DICIEMBRE: Arturo Valls asiste a la presentación de noticias de Premium Atresplayer en el Cine Capitol el 13 de diciembre de 2021 en Madrid, España. (Foto de David Benito / Getty Images)

Se dice que todos tenemos un sosias en alguna parte del mundo, alguien que tiene nuestro mismo aspecto. Sin embargo, aquel parecido razonable podría tener un trasfondo mucho mayor. Esa espectadora de¡Ahora caigo! Tuvo una hija en un hospital de Barcelona en el año 1990. El bebé fue ingresado porque supuestamente necesitaba una transfusión de sangre. A la madre le decían que la salud de la pequeña era muy delicada, y estuvo, en teoría, tres meses ingresada, en las que no le dejaron verla. Transcurrido ese tiempole comunicaron a la mujer que la niña había muerto, y no le permitieron ver el cuerpo: se lo entregaron en un ataúd, que descansó en el cementerio de Sabadell, en Barcelona.

Ahora esta mujer ha logrado un permiso para poder exhumar los restos, y comprobar si de verdad en esa tumba ha velado durante tres décadas los restos de su hija, o si se cometió alguna clase de irregularidad en el hospital.

El abogado de la mujer asegura que su clienta está convencida de que la engañaron con la muerte del bebé. “Va a luchar porque detectó anomalías grandes en el nacimiento y posterior muerte de la hija”, apunta el letrado al citado periódico. “Los delitos que se cometen en estos casos son sustracción de menor y otro de falsedad en documento oficial. También se solicita una indemnización a la madre por los daños morales causados”.

Los casos de bebés robados suelen captar mucho la atención en los medios de comunicación. Hace solo unas semanas, por ejemplo, Risto Mejide dedicó el programa Todo es verdad para hablar de este asunto, y contó con el testimonio de una matrona que trabajó en un hospital de Madrid a inicio de los años 80. Ocultando su identidad, la sanitaria explicó que ella fue testigo de cómo algunas organizaciones religiosas robaban y traficaban con bebés; dormían a las madres, y les hacían creer que el niño había nacido muerto. Luego esos niños eran entregados a familias que esperaban en la habitación que pagaban una buena suma de dinero por ellos, suponiendo que todo el proceso era legal.

En este caso concreto, Todo es mentira apuntó que esas personas que compraban / adoptaban los bebés robados “eran personas importantes en algunos casos quienes compraban a los bebés robados, cantantes, políticos, famosos...”, e incluso mencionó que una conocida periodista de Telecinco compró uno de esos bebés.

En el año 2018, la celebrity Carmen Lomana contó en Espejo Público que a ella misma le hicieron una propuesta muy sospechosa en una clínica de Sevilla, precisamente, como la madre denunciante. Contó que a su difunto marido y a ella le ofrecieron ‘adoptar’ un niño, y le aseguraban que su madre no le quería y que estaba conforme. Ella desconocía cuánto había de cierto en este asunto, pero declinó la oferta.

Se estima que entre los años 40 y 90 entre 20.000 y 30.000 bebés fueron separados de sus padres biológicos y entregados a otras familias con el apoyo de organismos del Estado, según Amnistía Internacional, aunque los casos podrían ser todavía más. El tiempo y las pruebas oportunas dirá si en el caso de esta mujer de Sevilla su instinto tenía la razón y aquella concursante era su hija robada, y si efectivamente le entregaron una tumba en la que no estaba su pequeña, tal como sospechó.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente