Villoldo, la casa de comidas de Madrid para no echar de menos el pueblo

·4 min de lectura
Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo

Hay restaurantes a los que siempre te apetece volver, porque en ellos te sientes como en casa y sus sabores te recuerdan a los de toda la vida, a los de la niñez y a esa cocina "de la abuela" que ha pasado de generación en generación y te conectan con tu historia y con tus raíces. Es lo que ocurre con el restaurante Villoldo, una casa de comidas tradicional elegante y chic, que la familia Pedrosa ha puesto al día en todos los sentidos, en la que vas a descubrir el pueblo o, si ya lo tienes, evitará desde la cuchara que lo eches de menos.

Ahora que la cocina viajera que te hace moverte por todos los rincones del mundo a través del paladar es tendencia gastro, podría parecer que "lo nuestro", con los restaurantes típicos a la cabeza, está en un segundo plano, pero nada más lejos de la realidad. Nuestra mente se ha abierto, cierto, pero también para reconocer con más fuerza nuestra cocina y apostar de con ello por la proximidad y la sostenibilidad, dos valores que cada día cobran más fuerza. Y Villoldo, en el madrileño barrio de Salamanca, es una de las estrellas que más brillan en la capital.

Villoldo, situado en el 134 de la calle Lagasca, es el hermano pequeño de otro popular restaurante de Palencia, el restaurante del reconocido hotel boutique Estrella del Bajo Carrión y se ha convertido en el lugar a visitar por todos aquellos amantes del recetario clásico castellano en Madrid que quieren disfrutarlo rodeados de buen gusto y un trato exquisito. El local, muy acogedor, parte de una decoración muy cuidada y coqueta, creando un ambiente limpio y lleno de luz.

Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo

El blanco y el ladrillo en este pulcro color es protagonista del interiorismo de Villoldo, donde vas a encontrar un salón muy cómodo, algún que otro rincón romántico para disfrutar con la pareja e incluso un pequeño y precioso patio inglés.

Una cocina de sabor y raíces

La máxima de Villoldo es el respeto absoluto por la tradición, actualizada con toques y presentaciones modernas respetando el producto y manteniendo los sabores, objetivo que consiguen de forma soberbia trabajando con productos autóctonos y de primera. Al frente de los fogones se encuentra Pilar Pedrosa, una portentosa cocinera con cuarenta años en la cocina. Junto a su hijo Alfonso Fierro, que pone el punto de actualización de los platos, forma un tándem imbatible para convertir lo de antes de plena vanguardia.

Con una cocina de temporada, en la que saben sacar la máxima expresión de cada uno de los productos de su tiempo, en Villoldo puedes disfrutar de la huerta, el mar, el campo, el bosque y los ríos. Para ello cuata con varias opciones, como comer a la carta o apostar por uno de los menús, entre los que puedes encontrar el "Clásicos de la Casa" o "Productos de Temporada".

Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo

La carta está formada por una treintena de platos, a los que se suman los postres caseros, que puedes comenzar por entrantes como unas estupendas Croquetas de jamón ibérico y queso de oveja o sus tigres, que te recomendamos que no te pierdas, Ni sus imprescindibles Alcachofas de Navarra fritas en AOVE con crema de ajo tierno. Para compartir y abrir apetito, otros platos deliciosos son la Menestra con de 7-9 verduras de temporada, los Pimientos rojos asados en leña de encina o el Revuelto de hongos (boletus edulis).

Otro plato súper fresquito y muy rico, lleno de texturas y matices son los Espárragos blancos (de Tudela de Duero) que presentan con crema de guisantes de Navarra o Palencia y yema de huevo de corral. Si eres de aves no te pierdas su exclusiva codorniz de campo de tiro, tan característica de Tierra de Campos, unos sublimes Pichones de nidal en escabeche castellano. Y en la parte de pescados los Chipirones en su tinta rellenos de sus patas, jamón y huevo que llegan todas las semanas desde Santander o el Bonito a la parrilla con jugo de marmitako y piparras frescas.

Ya en el territorio cuchara, que nosotros devoramos todo el año, sus Pochas guisadas con codorniz o solo con verduras -viudas- ya míticas. Probablemente son las mejores de Madrid, sabrosas, ligeras y súper delicadas.

Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo

Para finalizar, el apartado de lechazos y cochinillo, no te pierdas su lechazo churro (IPG Lechazo de Castilla y León) y la ternera palentina junto con el Cochinillo asado a baja temperatura, entre otros asados. Y de postre, otro irrenunciable que es marca de la casa: el Helado cremoso de queso fresco de oveja con sopa de frutos rojos.

Photo credit: Villoldo
Photo credit: Villoldo

C/ Lagasca, 134. Madrid.
Tel. 910 22 45 52
Web: www.villoldomadrid.com
IG: @villoldomadrid
Precio medio: 45 / 50 euros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente