Esta villa en Mallorca, con un patio con piscina, se ha reformado con criterios sostenibles

·2 min de lectura
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López

Pensar global, actuar localmente”: este es el lema de Ideo Arquitectura, el estudio que firma el proyecto de renovación de esta finca de 200 años en Mallorca. En el corazón de un paisaje árido, a pocos pasos del mar, se encuentra esta casa -rebautizada como Can Monges- que define las reglas de planificación local frente al desafío ambiental. El proyecto hizo renacer la casa de sus propios escombros. Después de demoler los espacios disfuncionales, los diseñadores decidieron reciclar los materiales de derribo, dando una segunda vida a las ruinas y dando un alma experimental al proyecto. Can Monges es en realidad el resultado de una reutilización que aspira a la arquitectura con materiales de impacto cero. Por ello, los acabados preexistentes, en buen estado (como azulejos o puertas en excelente estado) son los detalles que hacen especial esta casa.

Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López

Lo viejo y lo nuevo, el pasado y el futuro son los cuatro elementos emocionales que interactúan a lo largo y ancho de los espacios de la finca. Y luego están los materiales. El más importante, el cáñamo, ha solucionado el gran problema de la humedad que debilitaba el edificio desde hacía años. “Somos pioneros en el uso del cáñamo y esperamos ser un ejemplo para otros arquitectos. Como sabemos, en Mallorca, y en casi toda España, aún no se ha trabajado este material por desconocimiento y falta de empresas que producirlo (en 1961 Naciones Unidas prohibió su cultivo, ahora revocado). Sin embargo, sabíamos que es apto para zonas con mucha humedad ambiental como la isla, ya que la regulación higrotérmica que provoca este material aumenta el confort y ahorra energía”, comentan los arquitectos.

Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López

Según el relato de Ideo Arquitectura, el cáñamo es un aislante con una alta capacidad calorífica (tres veces superior a los tratamientos convencionales). Para su producción, la energía bruta consumida es muy baja. “El uso del cáñamo en la construcción ayuda a reducir los gases de efecto invernadero durante la vida útil de la edificación. Sin duda, es uno de los materiales del futuro, ya que también se empieza a utilizar como material estructural en detrimento de nuestro estimado cemento”, explican los diseñadores. Además del uso del cáñamo, la casa fue construida combinando de arcilla, cerámica local, cal y madera . ¿El objetivo? transformar Can Mongesen un ejemplo de arquitectura ecológica, en un inspirador proyecto de construcción verde.

Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López
Photo credit: Salva López

www.ideoarquitectura.com

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente