Vila-Sanjuán: "De joven, Baltasar Porcel fue como un personaje de Balzac"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Barcelona, 19 feb (EFE).- El periodista y escritor Sergio Vila-Sanjuán evoca en su nuevo libro, "El joven Porcel", la ascensión meteórica en el mundo cultural catalán y español, entre 1960 y 1970, de Baltasar Porcel, a quien ve como un hombre con ambición, una suerte de "personaje de Balzac desafiando a la metrópolis".

En rueda de prensa telemática, el último Premio Nacional de Periodismo Cultural ha comentado que la obra empezó a tomar forma después de un encargo del editor Emili Rosales, con la intención de "reactivar" el recuerdo del autor de Andratx (Mallorca), once años después de su muerte, y de que su obra "de gran valor literario" vuelva a ocupar los anaqueles.

A la vez, y gracias a la trayectoria de este autor, puede retratar el ambiente social e intelectual de la época en Barcelona, España y el resto del mundo.

Por otra parte, de la obra resalta la documentación inédita que aporta, por ejemplo, en lo referente a la relación "absolutamente prohibida y peligrosa" que mantuvo con Concha Alós, once años mayor que él, ganadora en dos ocasiones del Premio Planeta, y esposa de su primer jefe, quien, además, era una importante personalidad del Movimiento.

Asimismo, se incluye una imagen del archivo de Lluís Permanyer, en la primera visita que Porcel hizo a Josep Pla en 1964, cuatro años después de su llegada a Barcelona en barco el 22 de abril de 1960, con 300 pesetas en el bolsillo y dos maletas, con las que se plantó ante la casa del crítico Joan Triadú, a quien no conocía y a quien un mes antes "lanzó un SOS".

Sergio Vila-Sanjuán ha pasado año y medio yendo dos o tres veces por semana a la casa de la viuda del novelista, Maria Àngels Roque, donde ha podido consultar todo su archivo, a la vez que ha realizado numerosas entrevistas, algunas de ellas a personas que ya han desaparecido como José Manuel Lara Bosch, Toni Catany o Albert Manent.

Tampoco ha obviado sus propios recuerdos con el fallecido, a quien conoció en 1980, y con quien en el año 2000 viajó varios días a Mallorca hasta los escenarios de su infancia y juventud.

A su juicio, Baltasar Porcel fue "una persona que vivía, alguien polémico, curioso, que viajaba, que si tenía que pelearse se peleaba, veías en él una intensidad que era de agradecer".

El escritor, con una amplia cultura "muy poco sectaria, que podía ir de los clásicos griegos a Chateaubriand o los poetas chinos", es también, subraya, "el periodista en catalán y español que mejor explica los grandes movimientos de los sesenta, quien va a París cuando el Mayo de 1968 todavía está caliente, quien va al estreno del musical 'Hair', se desnuda y sube al escenario, o ve a Raimon en la capital francesa".

Además, se planta en Ibiza para vivir con los hippies, viaja a Nueva York para conocer a los "Black Panther", va hasta Israel para cubrir el conflicto entre árabes y judíos, o hasta la China de Mao.

"Ningún periodista doblado de intelectual -agrega Vila-Sanjuán- hace todo este periplo de una forma tan sistemática y con tanta experiencia propia".

El libro, que puede leerse como una novela, muestra, por tanto, al hombre joven, de familia humilde, que con 23 años sale de Mallorca y que, en apenas diez años, "se gana a la gente más importante de Barcelona, haciéndose él mismo un hueco en la prensa más influyente, y ya en 1970 gana el premio Josep Pla y es un consagrado".

A lo largo de estas páginas, publicadas en castellano por Destino y en catalán por Edicions 62, el lector reconocerá al hombre "carismático, con una personalidad muy atractiva desde joven, muy asertivo y contundente, con una gran seguridad en sí mismo", aunque también sea alguien que irrita a algunos de sus interlocutores.

Para Vila-Sanjuán, "a la vez que conecta con el mundo cultural de gente mayor -desde su mentor Llorenç Vilallonga, a Josep Pla o Camilo José Cela- lleva nuevas voces de todo lo que está pasando en el mundo".

Más adelante, según el periodista, "es la figura emblemática del diálogo con Cataluña, es el catalán con quien hay que discutir hacia dónde va España y hacia dónde debe ir la Transición".

Sus primeros contactos con Jordi Pujol, ya a raíz de los hechos del Palau de la Música de mayo de 1960, se describen ampliamente, así como sus desencuentros con Vilallonga, Pla o Cela, a quien le escribió una dura carta que nunca le envió y que Vila-Sanjuán ha rescatado ahora de su archivo.

Sergio Vila-Sanjuán reconoce que tiene material para hacer un libro de 2.000 páginas, porque Porcel es "un personaje de muchas capas e historias", y ha reflexionado que se podría "escribir algo interesante sobre la relación que tuvo con el poder, puesto que se hizo amigo del rey Juan Carlos, a quien le escribió algunos discursos, y también de Jordi Pujol".

(c) Agencia EFE