¿Vientre plano sin hacer abdominales? Haz como Victoria Beckham

Victoria Beckham sigue una dieta ‘antiaging’ en la que el aguacate, las nueces y el aceite de pescado son los protagonistas de muchos de sus platos; también cuida a su familia con un desayuno que incluye el ingrediente bajo en calorías que toman Ariadne Artiles o las Kardashian, y mantiene este estilo de vida saludable todos los días del año. Sus buenas costumbres son las razones de que Victoria haya llegado a los 45 con un aspecto espectacular y recientemente ha compartido en sus redes sociales que el deporte también es muy importante para conseguirlo. Lo ha hecho con una imagen en la que puede verse una parte de su cuerpo que no suele mostrar: los abdominales.

VER GALERÍA

victoria-beckham-abdominales

Victoria acaba de publicar una fotografía en la que aparece golpeando un saco de boxeo y con actitud de combate. Su (poco usual) conjunto consiste en unos leggings color burdeos con top deportivo a juego que deja al descubierto la parte superior del vientre, y está tan tonificada que demuestra lo efectiva que es esta disciplina para fortalecer el core sin hacer abdominales.

VER GALERÍA

victoria-beckham-boxeo

Aparte de Beckham, muchas otras celebrities practican boxeo para mantenerse en forma, como Jennifer Aniston, Adriana Lima, Gigi Hadid, Karlie Kloss… una lista que sigue sumando adeptas por tratarse de una disciplina que trabaja tanto el cuerpo como la mente. En cuanto al físico, además de tonificar brazos y piernas, también fortalece el core (parte abdominal y baja de la espalda), que permanece siempre en tensión cuando se golpea el saco. Mentalmente, como cualquier otro deporte, hace que aumente la capacidad de concentración y reduce los niveles de estrés.

En una sola sesión de boxeo se pueden quemar hasta 600 calorías, lo que lo convierte en un deporte ideal para aquellas que quieran perder peso. Además, uno de los ejercicios de calentamiento más típicos en estas clases es saltar a la comba, muy bueno para adelgazar al mismo tiempo que se mejora el equilibrio, la coordinación y la resistencia física. Por todos estos motivos, cada vez son más las estrellas que golpean el saco y demuestran, como en el caso de Victoria, que el esfuerzo vale la pena.