La vida de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin desde el pasado verano

·4 min de lectura

A raíz de las imágenes publicadas hoy de Iñaki Urdangrin, contamos cómo es la vida de la infanta Cristina y su marido después de que el pasado junio Instituciones Penitenciarias autorizara que no tuviera que dormir más en prisión, lo que supone un paso más en su régimen de semilibertad a la espera de que esta primavera obtenga la libertad condicional. En marzo de 2021, el cuñado de don Felipe fue trasladado a la cárcel de Zaballa (Álava) tras serle concedido el tercer grado penitenciario y tras unos meses en los que tuvo que pernoctar en prisión, finalmente logró poder dormir todos los días de la semana en la casa de su madre en Vitoria, donde también viven varios de sus hermanos. Desde entonces, la normalidad ha vuelto a la vida de la Infanta y su marido a los que, a pesar de vivir en países diferentes - doña Cristina reside en Ginebra- se les ha visto disfrutar de escapadas familiares a la playa y a la nieve, unos planes que hacía años que no podían realizar.

Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin
Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

Urdangarin cumple condena de cinco años y diez meses de prisión por diversos delitos de corrupción relacionados con el Caso Nóos. Gracias al artículo 86.4 del Reglamento Penitenciario puede pasar el resto de la pena en su domicilio y solo tiene controles presenciales y telefónicos, estos últimos en caso de que se encuentre de viaje o en el extranjero. Fue hace un año cuando el juez le concedió el tercer grado o de semilibertad y durante todo 2021 ha ido ganando beneficios gracias a su buena conducta y al cumplimiento del programa para presos por delitos económicos. Unos meses más tarde, el 1 de marzo, consiguió ser trasladado a la cárcel alavesa, donde reside su familia. Comenzó pernoctando en su celda de lunes a jueves para cumplir el resto de la condena en régimen abierto. Así, pudo salir a diario para ir a trabajar y disponer de los fines de semana libres junto a su madre y sus hermanos. Desde entonces, el esposo de la Infanta trabaja como consultor en el despacho de abogados Imaz & Asociados, en el centro de la ciudad, donde ejerce labores como asesor empresarial.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin

Mientras, su esposa ha continuado con su vida en Suiza, donde vive en la actualidad con Irene, la hija pequeña del matrimonio de 16 años, pero ha viajado hasta España en varias ocasiones para poder encontrarse con Iñaki. La hija de don Juan Carlos y doña Sofía lleva prácticamente tres décadas vinculada a la Fundación La Caixa y también es la presidenta del patronato del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Uno de sus encuentros se produjo el pasado verano cuando el matrimonio y sus cuatro hijos disfrutaron de unas vacaciones juntos en las playa de Bidart, después de cuatro años de no poder disfrutar los seis de este destino vacacional por el internamiento de Urdangarin. Un plan al que se unió la infanta Elena, muy unida a su hermana y a su cuñado, y donde se vio la debilidad que el yerno de los reyes Juan Carlos y Sofía tiene por su hija pequeña, en unas imágenes que pudieron verse en exclusiva en la revista ¡HOLA! Ya en octubre, la Infanta e Iñaki viajaron hasta Barcelona para presenciar orgullosos el debut de su hijo Pablo, que siguiendo los pasos de su padre, es jugador de balonmano en el Barcelona. Durante la pasada Navidad, y antes de que acabara el año, los exduques de Palma y sus cuatro hijos disfrutaron de una semana en la estación de esquí catalana de Baqueira Beret. Fue la primera vez en cinco años que aparecían juntos en este lugar, que Cristina de Borbón suele visitar desde que era una niña. Ya con el 2022 recién estrenado, todos juntos se trasladaron a Vitoria con la familia Urdangarin.

undefined

Iñaki Urdangarin y su madre
Iñaki Urdangarin y su madre

El siguiente paso para Urdangarin es conseguir la libertad condicional anticipada, que se prevé para mayo de este año, según contempla el artículo 90.2 del Código Penal para aquellos internos que, entre otros requisitos, tengan el tercer grado, como es su caso y que coincidirá con el cumplimiento de dos terceras partes de su pena. El 9 de abril de 2024 se cumplirán los 2.125 días (cinco años y diez meses) de condena que le impuso el Tribunal Supremo, una fecha que ya no se atisba tan lejana en el horizonte. Iñaki Urdangarin ingresó en la prisión de Brieva (Ávila) el 18 de junio de 2018. Durante quince meses permaneció recluido sin ningún tipo de salidas, siendo el único interno del módulo de hombres de la prisión. Más de un año que fue un calvario y que empezó a mitigarse a partir de septiembre de 2019 cuando se le permitió salir de la cárcel dos días a la semana para colaborar con una ONG. Poco a poco fue aumentando sus beneficios, primero con permisos y después con la semilibertad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente