Victorio & Lucchino, ahogados por las deudas, pierden la casa natal de Velázquez

La crisis económica sigue haciendo de las suyas y no sólo a la gente de a pie.  José Víctor Rodríguez Caro y José Luis Medina del Corral, los diseñadores detrás de la firma Victorio & Lucchino, acaban de perder la casa natal de Diego Velázquez para saldar sus deudas millonarias. Sí, el edificio del siglo XVI en el que nació el pintor de ‘Las Meninas’.

Los diseñadores Victorio y Lucchino (GTres).

Los modistos se desprenden así de este emblemático inmueble de 700 metros cuadrados, situado en el centro de Sevilla, donde tenían su taller-estudio desde 1985. Todo para liquidar la empresa V&L Costura, Diseño y Moda S.A., con la que entraron voluntariamente en concurso de acreedores en 2013.

La pesadilla de Victorio y Lucchino se hizo ya asfixiante en mayo de ese año, cuando presentaron un activo de 15 millones de euros y un pasivo de 13,5 millones. Intentaron vender la casa por 9.5 millones de euros, pero nadie aceptó la oferta económica de los sevillanos. Ahora el inmueble está valorado en 3 millones y, aunque está previsto que salga a subasta, es probable que lo quede una entidad bancaria.

Además de la casa de Velázquez, los diseñadores también pierden otra vivienda anexa de la calle Sales y Ferré. Según informa ‘Las Provincias’, las deudas ascienden a más de 9,1 millones de euros, de los cuales 5,9 millones corresponden a bancos y proveedores. Cerca de 2,2 millones son de deudas con Hacienda y el resto, casi otro millón, de impagos a la Seguridad Social.

Malos tiempos para los creadores que empezaron en la moda a finales de los 70 y que en 1985 presentaron su primera colección en Nueva York. Además de su sonoro éxito en su colección de vestidos de novia, Victorio & Lucchino contaron una ilustre clientela encabezada por Cayetana de Alba, Esther Arroyo, Bibiana Fernández y Margarita Vargas –se enfundó en un traje suyo para su boda con Luis Alfonso de Borbón–, además lo más granado de la alta sociedad andaluza. Ahora los diseñadores sólo se tienen el uno al otro, quienes contrajeron matrimonio en 2007 en la localidad sevillana de Carmona.