El hombre clave detrás del ascenso en el mundo de la moda de Victoria Federica

·7 min de lectura

Dicen que con estilo se nace y parece que Victoria Federica es el claro ejemplo de que esto es así. Todos recordamos algunos de los looks más increíbles de su madre, la infanta Elena, pero también el estilo inconfundible, atrevido y fashion de su padre, don Jaime de Marichalar, que es todo un gentleman a la hora de vestir con elegancia. Parece además que está siendo él el que la está 'echando una mano' para entrar de lleno en el mundo de la moda al más alto nivel y que incluso podría ser su mejor asesor en cuestiones de estilo. ¿Quién mejor que él para hacerlo?

Victoria Federica y su padre Jaime de Marichalar en el desfile de Christian Dior Women's Fall-Winter 2021-2022 Haute Couture en julio de 2021. (Photo by Lucas BARIOULET / AFP) (Photo by LUCAS BARIOULET/AFP via Getty Images)
Victoria Federica y su padre Jaime de Marichalar en el desfile de Christian Dior Women's Fall-Winter 2021-2022 Haute Couture en julio de 2021. (Photo by Lucas BARIOULET / AFP) (Photo by LUCAS BARIOULET/AFP via Getty Images)

El pasado mes de julio, tres meses antes de que Victoria Federica diera el salto a la vida pública abriendo sus redes sociales y posando por primera vez en un photocall (en el de la revista Elle en Sevilla), la nieta de don Juan Carlos acompañó por primera vez a su padre al desfile de Christian Dior Haute Couture Otoño / Invierno 2021-2022 en París, una cita que se llevó a cabo en el espectacular museo Rodin y donde Vic dio buena muestra de su pasión por la moda con un look tan juvenil como a la última. Combinó unos vaqueros ripped anchos con una blusa blanca metida en el pantalón solo por un lado y una blazer negra sobre los hombros, junto a unos stilettos negros con detalle de joya de Manolo Blahnik y el bolso Saddle de Dior con estampado floral. Su padre tampoco defraudó con un elegantísimo traje de raya diplomática con camisa en blanco y azul pastel, pañuelo blanco en la solapa, algunas pulseras de estilo hippie y corbata estampada en tono gris.

Jaime de Marichalar y Victoria Federica asistiendo a una corrida de toros en Aranjuez, Madrid. (Photo By Francisco Guerra/Europa Press via Getty Images)
Jaime de Marichalar y Victoria Federica asistiendo a una corrida de toros en Aranjuez, Madrid. (Photo By Francisco Guerra/Europa Press via Getty Images)

Sus primeros Manolos se los regaló su padre

Esa fue la primera vez que vimos a padre e hija en un desfile de Alta Costura juntos, algo que solía hacer doña Elena durante sus años de casada con Marichalar (en 2007 anunciaban "el cese temporal de la convivencia" y el divorcio llegó tres años más tarde). No es de extrañar que la joven esté en boca de todos por su manera de vestir y que revistas como Tatler ya hablen de ella como la influencer royal a seguir. Ha vivido esa pasión por la moda desde que era una niña. Cuando cumplió los 18 años, su padre le regaló sus primeros salones de Manolo Blahnik, el maestro zapatero más querido por las celebrities de todo el mundo y cuyos zapatos se convirtieron en míticos gracias a series como Sexo en Nueva York, donde su protagonista, Carrie Bradshaw los tenía como verdaderas obras de arte.

Desde que a finales de octubre Victoria iniciara su carrera como influencer, algo que a muchos pilló por sorpresa, la joven no ha dejado de asistir a algunos de los eventos más importantes de moda y siempre ha destacado por sus looks cuidados al detalle pero con un estilo muy personal, igual que el de su padre. Su influencia es clara a la hora de vestir y parece que ella se deja asesorar por la elegancia y el conocimiento de su progenitor en cuestiones fashion. Y su padre está encantado de que su hija ame la moda tanto como él porque además tiene una estupenda relación tanto con la joven como con su primogénito, Felipe.

Su 'Cicerone' en la Alta Costura

Hace unos días, Vic aterrizaba en París para disfrutar de los desfiles más importantes de la Semana de la Moda parisina. No ha ido a uno ni a dos shows, sino que ha pasado allí más de una semana para poder sentarse en el front row de los diseñadores más top como Valentino, Dior o Yves Saint Laurent. Pero sin duda, uno de los más importantes para ella fue el de Loewe, al que asistió del brazo de su padre, que se mostró orgulloso de lo que su hija está consiguiendo. Esta firma es muy importante para él, ya que desde hace años ocupa un cargo en el consejo de administración de Loewe, que pertenece al conglomerado de lujo LVMH, a quien también asesora Marichalar.

Victoria de Marichalar en el desfile de Loewe en París. (Photo by Claudio Lavenia/Getty Images)
Victoria de Marichalar en el desfile de Loewe en París. (Photo by Claudio Lavenia/Getty Images)

Victoria deslumbró luciendo un crop top sin mangas blanco con el logo de la firma con una cazadora negra de cuero y un pantalón ancho negro con una raya amarilla vertical. El toque atrevido lo puso con unos zapatos de plataforma y un collar de eslabones, así como un bolso de color amarillo de Loewe tipo bombonera, que puede llevarse como pulsera, uno de los accesorios más trendy del momento y que ya desean todas las VIP de medio mundo. Pero si ella estaba ideal y a la última, no fue menos su padre, que optó por un modernísimo pantalón azul marino tipo cargo (una de las tendencias para esta primavera), gabardina beige con cuello marrón y una pashmina por encima. Marichalar cambió los zapatos por unas modernas sneakers blancas y unos originales calcetines grises y rojos que completaban un look perfecto para el nuevo rumbo de Loewe, más enfocado a un público centennial.

Victoria Federica y Jaime de Marichalar en el Mutua Madrid Open 2018. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Victoria Federica y Jaime de Marichalar en el Mutua Madrid Open 2018. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

Uno de los asesores de moda más valorados

Así pues, parece que don Jaime de Marichalar está siendo el mejor Cicerone para su hija dentro del mundo de la moda y, sobre todo, de la Alta Costura. Ella ha caído rendida a la moda de Lorenzo Caprile para las red carpets, pero también a los bolsos de Loewe (suele subir a Instagram cada vez que compra -o le regalan- alguno de la firma), de Louis Vuitton (los tiene en versión maxi y mini) o Dior, firmas que ya adoraba su madre y en las que poco a poco la fue introduciendo también su entonces marido. No en vano, la trayectoria de su padre en el sector es digna de alabar.

Es asesor de confianza de Bernard Arnault, presidente y dueño del grupo de lujo LVMH, que cuenta con marcas como Dior, Vuitton o Ruinart en su conglomerado. En 2018 fue nombrado consejero de la filial de la firma italiana Fendi en España y es consejero de Loewe, otra de las marcas del grupo. Marichalar ha asesorado -siempre desde la discreción que le caracteriza y sin darse importancia en medios- en cuestiones de marca y diseño a los joyeros Esteban y Rosa Rabat, que son además buenos amigos suyos. Además, el ex marido de la infanta Elena es uno de los fundadores de la sastrería masculina a medida BCorner, empresa que ha creado junto a Federico y Goyo Fernández, sus socios.

Los duques de Lugo se separaron en 2007. (Photo by Gianni Ferrari/Cover/Getty Images)
Los duques de Lugo se separaron en 2007. (Photo by Gianni Ferrari/Cover/Getty Images)

Su vida alejada de los medios

Poco dado a los eventos sociales, don Jaime de Marichalar viaja con frecuencia a París por su trabajo y allí se mueve como pez en el agua en los círculos de la alta sociedad parisina. Ha llevado a cabo algún viaje a Nueva York para sus revisiones médicas con el doctor Valentín Fuster. Según Mujer Hoy, se le ha visto disfrutando de sus vacaciones veraniegas en La Tour Sarrazine, la residencia que la Gran Familia Ducal de Luxemburgo posee en la Provenza francesa.

En España, en su grupo de amigos más cercanos se encuentran Marisa de Borbón o el matrimonio Abelló. Le gusta pasear por el campo y llevar una vida tranquila, y más desde que en 2001 sufriera un ictus. En Madrid le encanta salir de compras por el barrio de Salamanca -donde reside en un bonito tríplex- y asistir a actos como el Mutua Madrid Open de Tenis junto a sus hijos o a corridas de toros durante la Feria de San Isidro de la capital.

Más historias que te pueden interesar: