Victoria Federica y la Infanta Elena: una relación distante y tirante

victoria federica infanta elena
Victoria Federica y Doña Elena: una relación rotaGtres

La adolescencia es una de las etapas más complicadas en la vida de los jóvenes, mientras que para algunos se sufre hasta los 19 años, para otros se mantiene unos años más. Y esto parece que es lo que está ocurriendo a Victoria Federica, quien ha tenido que ser operada de peritonitis recientemente. Con 22 años, la hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar parece no estar escuchando las directrices de sus padres lo que podría haber generado algún que otro problema en la convivencia con su madre. Y es que la tranquilidad que reinaba antes en la casa de Doña Elena y sus hijos se perdió rápidamente en estos últimos años en los que la adolescencia de los jóvenes entró por la ventana. Una situación que podría haberse agravado con la introducción de Victoria Federica en el mundo de la moda y las redes sociales a pesar de la negativa de su madre.

victoria federica doña elena
Gtres

Según publica La Razón, la relación entre madre e hija se encuentra en su momento más delicado. Tanto que, según sus palabras, "ha sufrido un parón" haciendo que prácticamente no se hablen por culpa de las decisiones profesionales que está tomando la joven, lo que provocaría que este le esté ocultando también las decisiones personales, entre ellas, a su nuevo novio.

Una tirantez que según el periódico no estaría sufriendo Jaime de Marichalar pues, precisamente, habría encontrado con su hija su gran punto en común: la moda. Él sería quien se estaría encargando de darle algunas pautas para introducirse en este mundo aunque ella no las estaría siguiendo al pie de la letra. Y es que habrían pasado de no tener relación a tener una estupenda complicidad de la nada y es quien le acompaña a la gran parte de los eventos de moda a los que acude.