A la Victoria Beckham de hoy no la torean como antaño

·4 min de lectura
British singer and stylist Victoria Beckham poses for a photocall prior the Saint-Laurent Fall-Winter 2022-2023 collection fashion show during the Paris Womenswear Fashion Week, in Paris, on March 1, 2022. (Photo by STEPHANE DE SAKUTIN / AFP) (Photo by STEPHANE DE SAKUTIN/AFP via Getty Images)
Victoria Beckham tiene unas tablas que hace 20 años no tenía y por eso se prestó a un juego televisivo del que hoy se arrepiente. (Photo by STEPHANE DE SAKUTIN / AFP) (Photo by STEPHANE DE SAKUTIN/AFP via Getty Images)

La ex Spice Girl Victoria Beckham es, con diferencia, la que ha cosechado más nombre en el mundo empresarial tras la disolución de la ‘girl band’ más famosa de los años noventa. En el grupo, formado en 1994, Vicky era quizá la que menos protagonismo tenía debido a que apenas cantaba.

Eso sí, las poses al más puro estilo ‘Posh Spice’ ya deslumbraban a muchos y muchas desde el primer single ‘Wannabe’ en el que no canta ni media nota pero posar, posa como ninguna. Con los años Victoria se convirtió en toda una mujer, se enamoró de David Beckham con el cual está celebrando estas semanas su 23 aniversario de bodas.

Muchos no daban un duro por esa pareja y hoy en día son una feliz y asentada familia numerosa que, además de tener varios hijos, se muestra siempre unida y cariñosa, como una piña. En lo personal Vicky ha crecido infinitamente y lo mismo ocurre en el terreno personal.

Tras alejarse de la música y encontrar su verdadera vocación en la moda, la diseñadora con marca propia mundialmente conocida y no precisamente barata ha vestido a grandes iconos y desfilado en las pasarelas más importantes del mundo.

Pero si hay algo que siempre ha perseguido a Victoria Beckham y por lo cual ha sido duramente criticada y, de hecho, lo sigue siendo, es su obsesión por la delgadez. Algunos califican su peso de delgadez extrema y otros la señalan como anoréxica.

Ella siempre se ha defendido diciendo que, simplemente le gusta verse así y que está sana. David Beckham confesó recientemente que desde que la conoce no ha variado su dieta y que no existe en su vida una persona más disciplinada que ella en ese aspecto. Solo come pescando y verduras al vapor, eso sí, consume alcohol.

Victoria dice que come pescado, nueces y verduras y así se mantiene como ella quiere, sin embargo es inevitable que su constitución ya es estrecha de por sí y que, cuando ha quedado en estado, ha perdido enseguida el peso recuperando su figura.

Precisamente en el año 1999, en el show de la BBC “Don’t Forget Your Tootbrush” Vicky acababa de dar a luz a su primer hijo, Brooklyn, y allí vivió lo que hoy (23 años más tarde) califica como uno de los peores momentos de su vida.

La televisión de entonces no es la de ahora y es que el medio es, indirectamente, un reflejo de la sociedad. Aunque el body shaming sigue estando a la orden del día y de hecho Vicky lo sufre, ya no está “bien visto” que un presentador meta las narices en el peso de una mujer, sea cual sea.

Pero en su día Chris Evans lo hizo y a lo grande, plantó una báscula ante la artista que, recién parida, se tuvo que subir para ‘demostrar’ que había vuelto a su peso anterior al embarazo, 50 kilos.

Victoria se pesó y, efectivamente, estaba en 50 kilos. Ahora admite lo inapropiado que fue aquello y es que, a la mujer empoderada, talentosa y segura de sí misma que Vicky es hoy en día, no la sube a la báscula ni Dios.

Ella bien sabe que no tiene que dar explicaciones sobre su cuerpo y menos en televisión a un desconocido que no forma parte de su entorno familiar. Ya ha dicho por activa y por pasiva que no tiene ningún TCA y que mantiene su peso porque le da la gana así que pesarla, hoy en día, sería de un mal gusto increíble de cara a la sociedad y ella no lo permitiría.

A Vicky ya no la gobierna nadie más que sí misma, muchos creían que ella iba a ser “la mujer de” al empezar a salir con Becks pero lo cierto es que, gracias a su talento para la publicidad y los negocios, ha convertido a la pareja y al propio exjugador de futbol en una marca personal registrada y millonaria, que se dice pronto. Obviamente los años y la madurez profesional y familiar le han dado una serie de tablas que, en 1999 todavía no tenía y por eso en aquel entonces se prestó a un juego televisivo del que hoy, seguramente, se arrepiente y mucho.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente