La marca de ropa de Victoria Beckham, al borde de la quiebra

Anna Sanchez
·3 min de lectura
British singer and fashion designer Victoria Beckham attends the official opening ceremony for the National Museum of Qatar, in the capital Doha on March 27, 2019. - The complex architectural form of a desert rose, found in Qatars arid desert regions, inspired the striking design of the new museum building, conceived by celebrity French architect Jean Nouvel. (Photo by KARIM JAAFAR / AFP)        (Photo credit should read KARIM JAAFAR/AFP via Getty Images)
Las pérdidas millonarias de la marca de ropa de Victoria Beckham (Photo credit should read KARIM JAAFAR/AFP via Getty Images)

Todos tenemos sueños seamos famosos o no y el de Victoria Beckham era ser diseñadora de moda y dueña de su propio imperio, llamado como ella.

Vicky tenía la vida solucionada a nivel monetario gracias a sus años de juventud junto a las Spice Girls y a los derechos de autor de las canciones del grupo que todavía hoy, décadas después, siguen siendo mundialmente conocidas y, en consecuencia, siguen sonando en la radio.

Sin embargo Victoria decidió dejar el grupo y dedicarse a su verdadera pasión el diseño de moda. A pesar de que su marca, VB, tiene mucha notoriedad en la industria y siempre está presente en las pasarelas más exclusivas y famosas del mundo, los números no le cuadran a la esposa de David Beckham.

El fracaso monetario de su empresa es una realidad a juzgar por la auditoria publicada por el Daily Mail que recoge que, solo en el año 2019, su marca perdió 14 millones de euros. Para cualquier persona de a pie esa cifra es una auténtica catástrofe y, de hecho, cualquier empresa pequeña o mediana no podría subsistir con semejante déficit millonario.

Teniendo en cuenta el enorme patrimonio de Victoria y su marido, ella se puede permitir seguir con la marca a la orden del día sin caer en bancarrota absoluta pero eso no significa que le salga rentable, claro.

De hecho, si en 2019 perdió 14 millones de euros, no me quiero ni imaginar lo que se reflejará en la auditoría de 2020, año claramente marcado por la pandemia del coronavirus que ha azotado con fuerza a todos los sectores, incluido el de la moda de lujo.

La ex Spice Girl no dudó en pedir las ayudas del Estado durante la situación extraordinaria pero eso se filtró a la prensa y le llovieron muchísimas criticas por ser millonaria y pretender tener ayudas cuando otra mucha gente se encuentra en estado de necesidad real.

Tanta fue la presión que Victoria terminó renunciando a dichas ayudas aunque, siendo justos, tenía todo el derecho a recibirlas como cualquier otro ciudadano “a pesar” de su enorme patrimonio y, de hecho, las cifras en su negocio hablan por sí mismas de lo mal que está el asunto de su marca de ropa.

Además de esto y según el citado tabloide, Vicky ha perdido unos 53 millones de euros en su marca desde que la fundó en el año 2008. Sin embargo, aunque a nivel enconómico sea una quiebra preocupante, a nivel de imagen Victoria ha sabido reinventarse como una diseñadora seria, una mujer independiente y ha dejado atrás su imagen de pija de las Spice y también la de “señora de” teniendo al lado a uno de los hombres más mediáticos del mundo.

De hecho David era únicamente un futbolista bello antes de que V victoria transformara su pareja en un sello de marketing, ahora “Los Beckham” cuentan con una fortuna de 380 millones de euros, aproximadamente y eso es, en gran parte, gracias a ella.

A pesar de este millonario patrimonio, los auditores se ciñen a la marca de Vicky y aseguran que “hay una duda significativa sobre la capacidad de la empresa de seguir en funcionamiento” así que, realmente, la marca VB pende de un hilo aunque parezca algo increíble.

Más historias que te pueden interesar

Victoria Beckham sonríe mucho en esta foto y su familia la trolea

Los fans de Victoria Beckham alucinan con su piel: así es como la mantiene tan bonita

Victoria Beckham recuerda y actualiza la imagen más brillante de sus años como 'Posh Spice'