Victoria Beckham acabó sin bragas la noche que firmó su contrato con las Spice Girls

·1 min de lectura
Victoria con sus compañeras de las Spice Girls credit:Bang Showbiz
Victoria con sus compañeras de las Spice Girls credit:Bang Showbiz

Puede que ella fuera la Posh Spice y tuviera fama de estirada, pero a veces Victoria Beckham sacaba a relucir una vena tan salvaje como la de cualquiera de sus compañeras de banda. En 1995, cuando las cinco cantantes firmaron su primer contrato discográfico con Virgin Records, salieron a celebrarlo todas juntas por Londres y pararon un taxi en el oeste de la ciudad.

Cuando la diseñadora se subió al vehículo todavía llevaba puesta su ropa interior, pero al final del trayecto la había perdido. La responsable de desvelar esta anécdota ha sido su compañera Mel C en un nuevo libro en el que salta a la vista que no ha censurado ni los momentos más bochornosos: "Para el taxi fue una auténtica ruina; había lápiz de labios, champán y flores por todas partes. De alguna manera, las bragas de Victoria terminaron siendo arrojadas por la ventana".

Al final, su mánager Simon Fuller tuvo que darle una generosa propina al taxista para cubrir todos los daños que habían causado al interior del vehículo y compensarle por el "terrible comportamiento" de las artistas. Pero la noche no acabó ahí. El destino de las cinco jóvenes era un restaurante muy elegante en el que entraron apestando a tabaco y alcohol y acabaron amargando la velada al resto de los comensales.

"En ese momento, Victoria estaba tan borracha que se quedó dormida boca abajo en su cena. Todavía estaba sin bragas", ha recordado Mel.

Desde luego, la situación cobra un nuevo cariz si se recuerda que en aquella época la actual esposa de David Beckham era famosa por los minivestidos que solía ponerse, con los que le costaba llevar a cabo actividades tan cotidianas como sentarse o respirar.