Victor Sandoval arruinado: "Me alimenté de cubitos de hielo"

Atrás quedó esa sonrisa casi helada de Víctor Sandoval. El colaborador televisivo atraviesa, seriamente, el peor momento de su vida y así lo ha contado en Lecturas.

Mediaset

Tras su drama con Nacho Polo y su picadura de araña, Victor Sandoval vuelve a caer en desgracia. El ex presentador vive en Sitges, un precioso pueblo costero de Catalunya, y allí le ayudan sus conocidos, pero no tiene dinero ni para comer.

Sandoval se encuentra en una situación crítica a sus 51 años de edad. Su cuenta bancaria está embargada, no tiene trabajo alguno y, desafortunadamente, le han detectado dos tumores en la tiroides.

La situación de Victor es tan extrema tuvo que descongelar cubitos de hielo para beber, porque no tenía ni agua. En sus declaraciones a Lecturas, explica que nadie le llama para ofrecerle trabajo ni para interesarse por su situación personal y relata que: “Pasé las navidades solo y tenía 18.000€. Fui a hacer la compra ‘al día siguiente’ y no tenía nada, ni agua. Tuve que descongelar hielo para beber y me alimenté de eso.

Por si esto fuese poco dramático, le debe a Hacienda 36.000€ por el recargo de lo que ya debía anteriormente: “Lo que gané en Supervivientes sabía que lo debía y quise pagarlo aplazado, ahora tengo un 20% de recargo.”

La soledad y la despreocupación de sus antiguos compañeros, le persiguen: “Sólo tengo a Nou, mi perrito. Cada noche le pido a Dios que me lleve, quiero irme sin dolor. Solo recibo mensajes de Belén Esteban, de los demás no sé nada. En Sitges conozco a gente que me cuida, no podría volver a Madrid porque el vacío sería brutal.”

Sin dinero, Victor tampoco cuenta con salud ni amor. No tiene pareja y no tiene intimidad sexual desde 2016, pero lo que es mucho peor son los dos tumores en la tiroides que ya le diagnosticaron en Supervivientes y que ahora han evolucionado creándole fuerte dolor de cuello debido a la inflamación: “tengo las manos congeladas, tirito y chorreo de sudor, me duele mucho… pero, si me opero, ¿quién me va a mantener durante la recuperación?”

Es fácil pensar ‘¿porqué no se busca un trabajo normal?’ pero, dejando los prejuicios al margen, deseamos que la situación de Sandoval mejore, nadie merece no tener alimento que llevarse a la boca, haya sido famoso o no. ¿No es así?

 

Te puede interesar…