Cómo viajar de manera sostenible este verano

·6 min de lectura
Photo credit: Mihailo Milovanovic - Getty Images
Photo credit: Mihailo Milovanovic - Getty Images

Sí, nosotras también somos de las que tenemos una cuenta atrás en el móvil para el verano. Ni confirmamos ni desmentimos, pero puede que usemos los tiempos muertos en el trabajo para mirar vuelos baratos e ir planificando las próximas vacaciones. Eh, todos necesitamos una pequeña motivación para acabar de trabajar a las seis de la tarde y, ¿qué mejor motivante que buscar destinos para viajar sola por primera vez? O para irse de vacaciones a otra provincia en verano con amigas, o buscar una cala bonita a la que escaparte en agosto con tu pareja y pasar unos días de en sueño. Existen muchas maneras de viajar en verano y seguro que ya tienes mil planes para tus vacaciones, ya sean culturales, de mar y playa o unas ‘staycations’, pero sea cual sea nuestro destino, tenemos que tener muy presente el factor sostenible.

Estamos en 2022 y no hace falta que recalquemos en la importancia de cuidar el medioambiente, pero quizás no hayas reparado en que también debemos respetar nuestro entorno en el lugar al que elijamos ir. Y sí, es posible, de hecho tiene nombre: ecoturismo. Consiste en viajar por áreas naturales sin perjudicarlas, en provocar el mínimo impacto ambiental al desplazarnos y en ser respetuosos con las comunidades locales que visitamos. ¿Te interesa? Pues sigue leyendo porque tenemos siete consejos muy útiles para viajar de manera sostenible este verano.

1.Viajar en tren en vez de avión

Photo credit: AleksandarNakic - Getty Images
Photo credit: AleksandarNakic - Getty Images

Si quieres cuidar del planeta mientras viajas, es importante que te desplaces lo menos posible en avión y optes por el tren o el autobús. La huella de carbono que estos medios de transporte producen es mucho menor y de esta manera apoyarás el ‘slow traveling’, un estilo de desplazamiento que pone en valor el ir a menos sitios pero disfrutar más de cada lugar y del viaje hasta allí. Si sigues prefiriendo volar o tu destino así lo requiere, es bueno que sepas que cuanto menos peso cargue el avión, menos contaminación producirá.

2.Reduce tus desperdicios plásticos

Estamos de acuerdo en que, en general, es importante dejar todo como lo hemos encontrado y consumir la menor cantidad posible de plásticos. Pues bien, cuando estamos de viajes, también podemos hacer uso de estas buenas prácticas al optar por agua purificada en botellas de cristal reciclables y llevando en tu equipaje bolsas reutilizables que puedas usar cuando visites mercados y tiendas. Así, no solo reducirás los desechos plásticos, sino que también reducirás tu huella de carbono, ya que los ingredientes con base de petróleo son la base de la fabricación de botellas y bolsas de plástico.

3.Apoya la artesanía local

Cuando nos vamos de viaje a un sitio nuevo, lo más natural es que nos queramos llevar un ‘souvenir’ para nosotros y para regalar a amigos y familiares. Lo tentador sería llevarse ese 5x3 en figuritas decorativas o en llaveros, pero todas sabemos que lo más probable es que no hayan sido fabricadas allí. En destinos turísticos como Cancún, Santo Domingo, Marrakech o Estambul es habitual encontrar recuerdos fabricados en China a precios regalados, pero si quieres apoyar al comercio local tendrás que gastar algo más. Comprando productos artesanos no sólo te llevas un regalo auténtico, sino que generarás un impacto más directo y positivo en la economía local. Además de ayudar en el mantenimiento del patrimonio cultural auténtico.

Photo credit: pictafolio - Getty Images
Photo credit: pictafolio - Getty Images

4.Respeta la fauna y la flora

Photo credit: Anastasiia Shavshyna - Getty Images
Photo credit: Anastasiia Shavshyna - Getty Images

Viajar en autocaravana es un plan muy tentador, pero en términos de sostenibilidad es de los que más flaquean. No sólo por el hecho de que sea un vehículo privado, sino porque debemos tener mucho cuidado con dónde aparcamos y acampamos. El 30% del territorio español está protegido según el último Barómetro Natura, elaborado por la Dirección General de Medio Ambiente de la Unión Europea, que señala España como primer país de la Red Natura en cuanto a superficie total, terrestre y marina, de áreas de conservación de la biodiversidad. Por lo tanto, es de extrema importancia que tengas cuidado con dejar cualquier espacio en el que acampes tal y como lo encontraste.

Así mismo, es prioritario evitar molestar a las especies que encontremos, así como conservar el fondo marino. Esto se consigue teniendo cuidado con los corales y arrecifes, evitar pisarlos o tocarlos y no aplastarlos con las aletas. Al mismo tiempo, si viajas a África deberás informarte bien de en qué condiciones viven los animales de los safaris antes de contratar uno. Y si viajas a Asia, evita pagar por hacerte fotos con animales exóticos o asistir a espectáculos en los que se les fuerza a hacer trucos. Así, conseguimos no contribuir a la explotación animal.

5. Reserva hoteles ecológicos

Desde que los viajeros han tomado conciencia ecoturista, los hoteles ecológicos se han multiplicado. De hecho, desde 2013 TripAdvisor tiene en marcha el programa Green Leaders, que son hoteles y hostales en los que se aplican medidas ecológicas, tanto establecimientos económicos como de lujo. Y todos ellos se comprometen del mismo modo a poner en práctica las EcoPrácticas, como reciclar, consumir alimentos orgánicos de la zona y utilizar puntos de recarga de vehículos eléctricos. Por su parte, un estudio de Booking de 2021 afirma que el 87% de los viajeros quiere viajar de forma sostenible y el 67% de ellos estaría dispuesto a pagar más para asegurarse de que así sea. En el caso de AirBnb, algunos súper hosts están habilitados para dar consejos para ser sostenible en tu ciudad o población de destino.

Photo credit: C.F.
Photo credit: C.F.

Pero, ¿cómo consigue un alojamiento ser ecológico? Tomando medidas como instalaciones de energía renovable, iluminación de bajo consumo o LED, puntos de recarga para vehículos eléctricos, economizadores de agua, ‘amenities‘ en envases biodegradables, sustitución de los elementos de plásticos de un solo uso como las pajitas, usos de productos de limpieza ecológicos, productos sostenibles y de proximidad en los restaurantes o reciclaje.

6.Usa protector solar que no dañe los arrecifes

Quizás desconozcas que hay cremas solares que están ocasionando el blanqueamiento de los corales y afectan a otras vidas marinas. Es por eso que al comprar un protector solar, debemos asegurarnos de que no tenga oxibenzona y octinoxato, un par de componentes que contienen los protectores solares naturales y que pueden dañar el fondo marino seriamente. La mayor parte de estos protectores vienen fácilmente identificables con el sello de calidad y si escoges uno como el que te proponemos a continuación, te llevarás un bote reciclable que contamina mucho menos que uno nuevo. Aquí te dejamos las mejores cremas solares buenas para el medioambiente del mercado y otra propuesta:

7.No compres productos realizados con animales

En los viajes a países exóticos es habitual ver como ‘souvenir’ el llevarse productos hechos con animales. Estas prácticas están prohibidas en su mayoría, pero esto no ha impedido que se sigan produciendo. Por eso, debemos de ser conscientes de lo que vamos a adquirir y a olvidarnos de: caparazones de tortugas, estrellas de mar, conchas, objetos hechos con marfil, colas de jirafas o sombreros de piel de lobo. Recuerda que al comprar estos productos estás contribuyendo a la caza furtiva o a que estos animales se extingan.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente