María Pedraza: "Nunca había sentido tanto calor emocional en una alfombra roja"

·3 min de lectura
Photo credit: Jesús Isnard
Photo credit: Jesús Isnard

Las primeras veces siempre tienen algo de mágico. La emoción de vivir una experiencia desconocida y esa sensación de tener mariposas revoloteando en el estómago. Para María Pedraza (Madrid, 1996) ayer fue una de esos días para recordar. La intérprete acudía por primera vez a la Mostra de Venecia, el festival de cine más antiguo del mundo. Además, por si esto fuera poco, era su primera vez en la evocadora Ciudad de los Canales, un lugar repleto de encanto. "Me parece todo un sueño. Tengo hasta la piel de gallina", concedía a Harper's Bazaar.

El equipo de Harper's Bazaar voló con la actriz desde Madrid a Venecia para vivir junto a ella este momento memorable. Icono global gracias a sus papeles en las célebres series La Casa de Papel y Élite, María Pedraza es un fenómeno en sí misma que tiene pendientes de sus movimientos a más de 11,8 millones de seguidores en Instagram.

Este año ha protagonizado Las niñas de cristal, un filme de Netflix dirigido por Jota Linares, mientras que actualmente tiene pendiente de estreno Awareness de Amazon Prime Video. Lo nuevo de la plataforma de streaming mezcla thriller, acción y ciencia ficción y entre sus compañeros de reparto se encuentra Oscar Jaenada.

Las marcas de lujo también se la rifan. Su inusual mezcla de talento, carisma y una belleza arrebatadora la ha convertido en la perfecta embajadora de firmas tan relevantes como Armani Beauty, patrocinadora de La Mostra de Venecia. De ahí que para su paso por la alfombra roja, la actriz apostase por un diseño único de Armani Privé –la línea de Alta Costura de la casa– de la colección fall 2007. Un vestido de ensueño con escote corazón, corpiño de terciopelo y piedras de colores aplicadas.

Photo credit: Jesús Isnard.
Photo credit: Jesús Isnard.

Su look de maquillaje y peluquería no resultaba menos espectacular. "Nos hemos inspirado en las estrellas de Hollywood de los años 50", explicaba la makeup artist Beatriz Matallana, artífice de la imagen de la intérprete. ¿La clave? Piel perfecta, mirada abierta, labios vibrantes y cejas salvajes. En cuanto a la melena, María lució raya al lado y delicadas ondas, al más puro estilo diva del celuloide.

Photo credit: Jesús Isnard.
Photo credit: Jesús Isnard.

Paso a paso del maquillaje de María Pedraza

Para lograr este efecto de piel impecable, Matallana trabajó la piel de la actriz con el icónico iluminador Fluid Sheer, la base Luminous Silk Foundation y el corrector Luminous Silk Concealer. El favorecedor toque sonrosado se consigue con el colorete Neo A-Blush.

La sombra Eye Tint en el tono Cold Copper aporta luminosidad a la mirada, al mismo tiempo que el lápiz marrón Smooth Silk Pencil imprime intensidad de forma controlada al párpado móvil de María. ¿El toque final? Las cejas adquieren un efecto despeinado y salvaje pero con definición gracias al lápiz High Precision Brow Pencil.

Sin embargo, si hay un protagonista absoluto en el maquillaje de María es el labial en el icónico tono rojo 400 de Armani Beauty, un básico que no puede faltar en una red carpet de este calibre.

Photo credit: Jesús Isnard.
Photo credit: Jesús Isnard.

"Nunca había sentido tanto calor emocional en una alfombra roja y a la gente tan implicada", nos confesó María al terminar el evento. Las primeras veces no se olvidan jamás.