¿Vestidos satinados por el día? Anne Hathaway enseña cómo lucirlos con estilazo

·2 min de lectura
Photo credit: Gotham - Getty Images
Photo credit: Gotham - Getty Images

El clásico más sexy de los 90 se ha convertido en uno de los imprescindibles de este verano 2022 y, todo apunta, a que seguirá siendo una de las piezas protagonistas del próximo otoño. El éxito del vestido lencero -o 'slip dress'- ha sido tal que las 'celebrities' siguen apostando por él aún ahora que apenas quedan días para que dé por comenzada la próxima temporada, y no solo para formular sus mejores looks de noche, también para llevarlos por el día. Pero, ¿cómo? Anne Hathaway ha sido la encargada de enseñárnoslo.

La protagonista de 'El diablo viste de Prada' acudía a la final del US Open en la que el español Carlos Alcaraz se proclamaba como ganador con un conjunto que merecía mención de honor. La actriz dejaba a todos boquiabiertos con su apuesta estilística en la que -sorpresa- la pieza estrella era un vestido satinado de color amarillo con el que llamaba la atención desde lejos.

Y sí, fuera de ser un modelito perfecto para la noche, Hathaway le dio un giro de 180 grados para convertirlo en una propuesta de día magnífica que no vas a tardar en lucir esta próxima temporada.

Photo credit: Gotham - Getty Images
Photo credit: Gotham - Getty Images
Photo credit: Gotham - Getty Images
Photo credit: Gotham - Getty Images

Tan solo necesitó de una prenda básica que -por suerte- se encuentra en el vestidor de cualquier persona: una camisa blanca. Anne la llevó por encima del vestido como si un conjunto de camisa y falda se tratara, aunque con unos pocos 'tips' que marcan la diferencia y que, seguro, te valdrán de mucho para emular el look.

Primero, la 'celebritie' le dio un aire más informal abrochándola únicamente con un solo botón en la parte media de la camisa y, para la zona inferior, a través de un nudo desenfadado. Dos de los detalles que más estilizan la propuesta.

Además, la llevó con las mangas ligeramente remangadas. Y para el calzado, se decantó por unas sandalias de tacón en la misma tonalidad del vestido para no romper la armonía. Eso sí, también nos hubiera parecido una propuesta ideal con unas sandalias planas para darle esa esencia 'casual chic' digna de los conjuntos de día.

Por supuesto, los accesorios terminaron de completar el estilismo. Así, tanto el bolso en azul marino, como sus estilosas gafas de sol XXL le dieron el toque final definitivo. Y como no, su perfecto look 'beauty' con labios rojos y melena perfectamente peinada para no perder el glamour que define a este clásico.