El vestido de pedida que Carolina de Mónaco llevó en 1977 vuelve a ser tendencia en 2022

·2 min de lectura
Photo credit: Rene Maestri - Getty Images
Photo credit: Rene Maestri - Getty Images

Carolina de Mónaco no solo ostenta el título de la royal más elegante de todos los tiempos (con permiso de Grace Kelly y Lady Di), sino que tiene un don natural para inspirar y adelantar tendencias. Repasar su archivo fotográfico supone reconocer algunas de las prendas que hemos visto sobre la pasarela o que destacan en los escaparates de las principales firmas de moda. ¿El último hallazgo? El vestido estampado rosa que llevó para su pedida con Philippe Junot en 1977 y que regresa en 2022 de la mano de Balenciaga, Zara o LoveShackFancy, entre otros.

Hace más de cuatro décadas Carolina de Mónaco dio a sus padres un gran 'disgusto' cuando decidió casarse con el conocido playboy francés Philippe Junot. Carolina tenía solo 20 años pero las ideas muy claras y su decisión era irrevocable, así que los maravillosos jardines del Palacio Grimaldi de Montecarlo sirvieron para reunir a Grace Kelly y Rainiero de Mónaco con los padres de Junot, el político y millonario Michel Junot y Lydia Thyckjaer, y con la que se iba a convertir en la pareja de moda de la alta sociedad (aunque el matrimonio solo durara dos años, confirmando la maldición amorosa de los Grimaldi).

Photo credit: Keystone - Getty Images
Photo credit: Keystone - Getty Images

Una cita histórica para la que Carolina de Mónaco hizo gala de su habitual estilo escogiendo un vaporoso vestido estampado en tonos blancos y rosas, de mangas abullonadas y cuello redondo que complementó con un sencillo peinado con dos horquillas recogiendo el pelo en los laterales, una minimalista pulsera dorada y pendientes a juego.

Photo credit: Rene Maestri - Getty Images
Photo credit: Rene Maestri - Getty Images

La primogénita de Rainiero y Grace estaba radiante con ese precioso vestido de inspiración romántica y espíritu veraniego que dejaba de lado los códigos estéticos más formales para apostar por un diseño favorecedor y atemporal. Un vestido que recuerda a muchos de los que ella lucía en sus veranos mediterráneos y cuando viajaba a Ocean City, el destino vacacional de los Kelly. Carolina adoraba los tejidos estampados, sentía preferencia por el print floral y no dudaba a la hora de dar relevancia a los colores más llamativos de la paleta.

Un vestido que ha dejado huella y que ahora, 45 años después, regresa de la mano de firmas como Balenciaga, Zara o LoveShackFancy. Todas ellas han incluido en sus propuestas para este verano diseños que guardan claras similitudes con el vestido que llevó la royal: de aire romántico, con tejidos vaporosos y estampados en blanco y rosa para dar forma a un vestido de lo más veraniego, perfecto para destacar en cualquier ocasión y hacer gala de esa elegancia effortless tan propia de Carolina de Mónaco.

También te puede interesar...

VIDEO: Tocayas, influencers y millonarias: la amistad inseparable entre María Pombo y María F. Rubies

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente