El vestido de invitada (viral) que une a Tamara Falcó y Estefanía de Mónaco

·2 min de lectura
Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Después de algún tiempo de pausa, esta primavera bodas y eventos han regresado con más fuerza que nunca. Con ellos, también han vuelto los estilismos de invitada y las tendencias propis de este campo. Esta temporada ya se puede intuir como los vestidos cut out, los colores llamativos o los zapatos de plataforma se erigen como claros protagonistas, pero no son los únicos. De todos los epatantes vestidos de invitada hay una fórmula muy concreta que está triunfando entre influencers y expertas en moda.

Hablamos de los vestidos que combinan color negro y rosa, desde sus tonalidades pastel hasta el hot pink de la temporada. Esta mezcla de colores resulta de lo más elegante y encaja a la perfección con accesorios de otros colores. Además de mezclar estos colores, el vestido más repetido por las invitadas de boda cuenta con grandes volúmenes, bien sea a modo de lazos, en la zona superior o como falda, o de grandes volantes fruncidos, tomando un carácter maximalista y muy femenino.

Estos vestidos se han popularizado especialmente entre las invitadas españolas y gracias a firmas como Encinar, Redondo Brand, Koahari o Compte. Asimismo, celebrities como Tamara Falcó o Vega Royo ya han caído rendidas ante estos perfectos y favorecedores diseños.

Aunque los vestidos en color negro y rosa con maxi volúmenes parecen estar viviendo ahora su momento de máximo esplendor, para buscar los más famosos de este estilo habría que remontarse a los años 80. Por aquel entonces, Yves Saint Laurent hizo de ellos toda una seña de identidad sobre las pasarelas que sigue inspirando a los diseñadores a día de hoy. La maison francesa los propuso de diferentes formas, con bajo voluminoso, lazos o grandes mangas abullonadas en sus colecciones.

Además (y aunque cambiara el rosa por el rojo) Estefanía de Mónaco, haciendo honor a su más que justificada fama de adelanta a su época, también lució un vestido de este estilo durante una gala en Mónaco en 1988 que combinaba un lazo con un bajo voluminoso.

Photo credit: Patrick SICCOLI - Getty Images
Photo credit: Patrick SICCOLI - Getty Images

Sin duda, si se han mantenido durante 40 años como toda una seña de elegancia y como una mezcla de colores infalible, los vestidos de este estilo seguirán siendo protagonistas de numerosos looks.

Vestidos de invitada negros y rosas:


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente