De vestido a falda 'midi': el curioso caso de Marta Ortega y su look de invitada

Cada vez que Marta Ortega va de estreno la prenda se converte en fenómeno de ventas. La hija de Amancio Ortega se ha convertido, sin pretenderlo, en toda una trendsetter, por lo que el efecto que provoca en tiendas, está asegurado. Algunas de sus últimas apuestas han sido los pantalones cargo o los vestidos camiseros. Sin embargo, hay una en especial que ha trascendido más allá, hasta el punto de convertirse en una de las estrellas de Zarael famoso vestido de flecos. La historia de la empresaria con la prenda viene de largo. El asequible vestido de la firma apareció en su vida hace poco más de un año, que lució en el desfile de Valentino. Y, además de desaparecer de todas las tiendas en color blanco, también la marca española se quedó sin existencias del modelo plomo. Sin embargo, este otoño -y actualizado con las tendencias de la temporada-, ha vuelto una vez más dispuesto a sumar puntos de estilo al armario.

VER GALERÍA

Zara Marta Ortega falda flecos

Se podría pensar que el furor desatado por la prenda, un año después, se habría terminado pasando. Pero nada parece poder con la pieza más imbatible del armario de Marta Ortega. Como pudimos descubrir hace unos días, la firma no ha tenido ningún inconveniente a la hora de adaptarlo al cambio de temperaturas, ya que se mantuvo el color azulado cambiando únicamente el material en la versión de entretiempo, dentro de la colección Otoño/invierno 2019-2020. No solo se ha quedado ahí, la última idea de la firma española ha sido convertirla incluso en una falda.

VER GALERÍA

Zara

De largo midi y en el color petróleo claro original, la prenda de flecos se presenta como la mejor alternativa para quienes busquen una pieza multidisciplinar que pueda servir para todo tipo de citas, desde ir al trabajo hasta una noche especial. Su versatilidad permite que se pueda combinar tanto con sandalias de tiras como propone la firma, y aprovechar así los últimos días de calor, como con botas de media caña creando un estilismo ideal para el inicio del otoño. Además, si el vestido de Marta, un look de invitada que, en su día, costaba 79,95 euros, ya resultaba al alcance de todos los bolsillos -pudiendo pasar como una prenda casi de alta costura-, la falda es aún más asequible. Con un precio de 39,95 euros se convertirá, sin lugar a dudas, en una de las más buscadas del otoño.